El dirigente del Partido Justicialista La Plata, Mario Aranda, denunció que lo habían secuestrado y sustraído 35 mil pesos el sábado pasado. Después de generar una ola de solidaridad y repudio al hecho, confesó que en realidad se encontraba con su amante.

El propio partido a través de un comunicado informó que Aranda fue secuestrado y posteriormente liberado cuando se disponía a armar una mesa para juntar firmas para frenar el nuevo tarifazo dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri.

"A plena luz del día, en la esquina más céntrica de la localidad de Olmos de calle 44 y 197, tres personas a punta de pistola secuestraron por unas horas al dirigente comunitario Mario Aranda en momentos en que armaba la mesa de juntas de firmas que el Diputado Guillermo Escudero está organizando para presentar en la justicia contra el tarifazo", informó el Partido Justicialista de La Plata.

Según se precisó, fue liberado unas horas más tarde en la localidad de Magdalena. El dirigente explicó que durante su secuestro, sus captores le indicaron en reiteradas ocasiones que dejara de dedicarse a la política.

“La persecución política en la ciudad de La Plata no solo se torna insoportable sino que se ve un crecimiento en el accionar de violencia contra el partido justicialista local", señaló el peronismo desde donde responsabilizaron a la misma gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

Sin embargo, anoche el partido debió retractarse de su denuncia puesto que en realidad Aranda no fue secuestrado, sino que se encontraba con su amante en las horas en las que había dicho que fue aprendido.

“El militante Mario Aranda no fue secuestrado. Se trató de un problema personal que intentó tapar con una fábula que nos preocupó a todos. Es una persona que hasta acá siempre se destacó por su humildad y trabajo. Nosotros queremos agradecer a todos los que se solidarizaron y preocuparon porque lo que denunció penalmente en la justicia fue un hecho que merece la movilización de la comunidad y por eso la hicimos pública”, indicaron desde el PJ La Plata a través de las redes sociales.

“Pero también corresponde que aclarada la situación se comunique tal cual y pedir disculpas. Sin más, vamos a pedir su expulsión partidaria y nos encargaremos de que tenga una debida atención psicológica”, agregaron.


COMPARTIR