El presidente Javier Milei llegó a la Cumbre Global por la Paz de Ucrania que se realiza en Suiza, donde fue recibido por sus pares del país anfitrión, Viola Amherd, y el ucraniano, Volodímir Zelenski.

El encuentro se lleva a cabo en la ciudad de Bürgenstock, donde Milei fue recibido con un cálido abrazo del mandatario ucraniano y una posterior reunión. También mantendrá encuentros con varios líderes del mundo, como ya lo hiciera en los días previos en su participación en la cumbre del G7 en Italia.

Luego, en su discurso en la Jornada Internacional por la Paz en Ucrania, Milei trató de "amigo" a Zelenski y manifestó: "Quiero expresar en nombre del pueblo argentino nuestro máximo apoyo al pueblo de Ucrania y a nuestro amigo, el presidente Zelenski".

"Mi máximo apoyo al pueblo de Ucrania y al amigo Zelenski, rechazamos cualquier tipo de violencia y la guerra como mecanismo ilegítimo para dirimir conflictos entre naciones. La guerra no puede ser nunca la respuesta a problemas que deben saldarse en la esfera política", remarcó el mandatario libertario ante varios líderes mundiales.

A su vez, sostuvo que "es un paso importante para la Argentina estar en la Cumbre del G7 y luego aquí en la Cumbre de la Paz, luego de darle durante décadas la espalda al mundo".

Y agregó: "La Argentina debe recuperar el lugar protagónico en el mundo que nunca debería haber abandonado". "Hay una nueva argentina que busca también recuperar el lugar protagónico en el concierto de las naciones que alguna vez tuvo y que nunca debió haber abandonado".

Milei dio un discurso de poco más de tres minutos de extensión, en el que además defendió las ideas libertarias que pregona, al señalar que son las que dan "prosperidad".

"Como defensores de la libertad los argentinos no pueden abogar por otra cosa más que la paz entre los pueblos y las naciones libres. Como soy un ferviente creyente en la conciencia filosófica que hay del liberalismo y la paz, hago hoy este breve alegato a su defensa, ya que estas ideas parecen haber pasado de moda", sostuvo.

El mandatario y su comitiva llegaron a Zúrich, procedente de Bari, Italia, a las 10.30 (hora de Suiza), donde se encontraron con su ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino, quien no concurrió al G7 y lo estaba esperando allí.

Posteriormente todos se trasladaron a la ciudad de Bürgenstock, cerca de Lucerna, donde se llevó a cabo la Cumbre por la Paz, que impulsa Zelenski con apoyo de la Unión Europea (UE) en el marco de la invasión rusa a ese país qiue dispuso Vladimir Putin.

Más de 50 mandatarios participaron del evento, entre ellos Rishi Sunak (Reino Unido), Emmanuel Macron (Francia), Olaf Scholz (Alemania), Fumio Kishida (Japón), Mark Rutte (Países Bajos), Pedro Sánchez (España), Marcelo Rebelo de Sousa (Portugal), Ulf Kristersson (Suecia), Alexander De Croo (Bélgica), Justin Trudeau (Canadá) y Mette Frederiksen (Dinamarca).

También asistieron Gabriel Boric (Chile), Gustavo Petro (Colombia), Stephan Brunner Neibig (Costa Rica), Luis Rodolfo Abinader Corona (República Dominicana) y Daniel Noboa (Ecuador).

Milei fue recibido en el lugar por la mandataria anfitriona, Viola Amherd, y por Zelenski, con quien tuvo un cálido saludo. El ucraniano fue uno de los mandatarios que estuvo en Buenos Aires en la asunción de Milei el 10 de diciembre del año pasado.

Milei viene de participar en la cumbre del G7, celebrada en el exclusivo complejo Borgo Egnazia, en las afueras de Brindisi, en Italia, donde mantuvo conversaciones con la presidenta local, Giorgia Meloni, y otros mandatarios e importantes directivos, como la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.


COMPARTIR