Mientras que en San Luis y Santa Fe prometen renovación política, en Formosa, Insfran se perpetúa por séptima vez

115

“Administremos la alegría porque el festejo sigue mañana”. Emocionado, con lágrimas en los ojos, Alberto Rodríguez Saá se proclamó ganador de las elecciones en San Luis y convocó a una renovación de la clase dirigente de su provincia.

Ante el clamor de la militancia, que le dedicó cánticos a los adversarios políticos del flamante gobernador reelecto, entre los que se encuentra el propio hermano del mandatario, el senador Adolfo Rodríguez Saá, el histórico dirigente puntano aseguró haber ganado una batalla, semejante a la de La Tablada a cargo del Coronel Pringles.

“Hemos ascendido al grado de generales, después de la batalla del 16 de junio. Ustedes -en alusión a los militantes de su partido- han construido este extraordinario triunfo electoral”, reflexionó. “Esta elección ha sido el triunfo excepcional de una nueva generación de dirigentes: la juventud que ha sido acompañada por el peronismo histórico. Los políticos históricos que peinamos canas nos dimos cuenta que San Luis necesitaba esta enorme renovación de dirigentes que se ha generado en esta elección”, afirmó Alberto Rodríguez Saá en un mensaje encriptado hacia su hermano, Aldolfo.

Los hermanos Rodríguez Saá, la dupla familiar que gobierna la provincia de San Luis desde hace décadas, llegaron separados a esta elección. El enfrentamiento de los hermanos dividió a la política local y los enfrentó por primera vez en elecciones como contrincantes, analiza Perfil.com

Aldolfo Rodríguez Saá fue el primero de los candidatos que rompió el silencio y reconoció la derrota. “Es natural que esta noche nos sintamos un poco decepcionados, tristes, cansados, porque hemos trabajado juntos por nuestra provincia, que nos necesita. Luchamos juntos tanto como pudimos, y aunque nos quedamos atrás, somos hombres y mujeres de convicciones que seguiremos luchando”, analizó el postulante del frente Juntos por la Gente.

Por su parte, y con los primeros resultados a la vista, Alberto Fernández felicitó al gobernador reelecto vía Twitter. “Pocos hombres aman tanto a San Luis como Alberto Rodríguez Saá. Trabajemos juntos para construir un país más justo y solidario y que la esperanza vuelva en toda la Argentina”, le envió el precandidato a presidente por el Frente Todos Juntos.

En Formosa, Gildo eterno

El gobernador electo por séptima vez en Formosa, Gildo Insfran, habló en su búnker y pidió la “unidad” para volver a la Rosada. “El camino que elegimos hace mucho tiempo es la respuesta para poder volver a tener el 10 de diciembre en la Casa Rosada un gobierno de tinte nacional y popular”, manifestó el mandatario. En las elecciones de este domingo 16 de junio se convirtió en el ejecutivo con mayor cantidad de años al frente de una provincia argentina. Gildo Insfrán es uno de los políticos peronistas más fuertes entre los que respalda a Cristina Fernandez de Kirchner y apoya la fórmula Fernández-Fernández. “Quiero felicitar a todas las fuerzas que han participado contienda electoral y agradecerles  a ustedes por este trabajo que realizaron y dio sus frutos”, comenzó con el discurso Insfrán .

En Santa Fe, también el peronismo

El senador y gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti, prometió “poner de pie a la provincia” después de adjudicarse la victoria electoral sobre el socialista Antonio Bonfatti. Lo dijo una vez cerrados los comicios desde la ciudad de Rafaela, donde fue tres veces intendente a lo largo de su carrera política. “Quiero decirles a todos los santafesinos, junto a (la vicegobernadora electa) Alejandra Rodenas, muchísimas, pero muchísimas gracias, por este acompañamiento que nos va a permitir gobernar la provincia por los próximos cuatro años”, dijo.

Perotti agradeció a “todos y cada uno de los que el día de hoy, un día muy particular, un día en el que ocurrió algo de eso que no espera nadie, puso la mejor disposición para comenzar un acto electoral”. “Cada hombre, cada mujer, que estuvo al frente con la responsabilidad estar allí en una mesa, lo hizo, puso en marcha un comicio que transcurrió con total tranquilidad, despejando preocupaciones y poniendo cada uno lo mejor de sí, a cada uno de ellos muchísimas gracias, junto a los fiscales”, agregó.

“Ojalá que la política deje de lado la politiquería que divide y que deja a nuestra gente cada vez más lejos de la solución”, dijo el gobernador electo, quien aprovechó el momento para anticipar que buscará impulsar la industria santafesina y reclamar la deuda que la Nación tiene con el distrito por fondos descontados durante el kirchnerismo para financiar la Anses.

“Aspiramos a un gobierno que sea una usina de ideas y proyectos. Sentimos que Santa Fe tiene una raíz federal y un trabajo en común con la región centro. Sentimos también que esa región tiene un protagonismo creciente en los próximos años”, destacó. Además, prometió trabajar para conseguir “una provincia más segura donde la gente pueda trabajar y vivir en paz”. “Queremos poner de pie a esta provincia en muchas cosas que sentimos que da para más. Sentimos que da para mucho más de lo que tenemos. Eso es lo que queremos poner en marcha”, agregó.

Con el 99,28% de las mesas computadas (a las 00 hs de este lunes), Perotti cosechaba el 40,52% de los votos, dejando en un segundo lugar a Bonfatti con el 36,34%, mientras que en el tercer escalón se ubicaba el intendente radical de la ciudad de Santa Fe, con el 18,95%. La elección de Perotti pone fin a 12 años de socialismo en la gobernación santafesina y ayuda al peronismo a avanzar un casillero de cara a las elecciones presidenciales.