"Abigail me dijo que Magdalena (Espósito -mamá de Lucio-) no lo quería al nene y yo se lo pedí", contó Érica Frydlender (45).

"Hace un mes discutí con mi hija y le pedí la tenencia de Lucio para que no estuviera cerca de su madre. Ella me dijo que Magdalena no lo quería al nene", remarcó la mujer en declaraciones radiales.

Según Frydlender, Lucio iba a todos los fines de semana a dormir a su casa. "Nosotros lo amábamos. No hicimos lo que correspondía y me siento muy arrepentida", señaló la mamá de una de las acusadas.

Y añadió: "A la gente le digo que vaya a la Policía, aunque tenga que aguantarse la burocracia de la justicia".

Además, recordó escenas de maltratos hacia el chiquito. "Acá yo le pedí que no le levantara la mano. Y ahí arrancaron los problemas. Últimamente no nos dejaban ver al nene", aseguró.

Aunque antes eran "inseparables", de acuerdo con Frydlender la relación con su hija se fue deteriorando con el paso del tiempo.

"Magdalena hizo un trabajo fino con Abigail, porque ella no mataba una vaca (sic)", sostuvo al parafrasear la frase de uso popular "no mata ni una mosca".

También contó que pudo hablar en la comisaría con la abuela paterna de la víctima, Silvia Gómez. "Me dijo que estaba tranquila porque sabía que Lucio la quería a Abigail", aseveró.

Y por último pidió: "Queremos que nos dejan volver salir a trabajar, que mi nena de 14 años pueda volver a la escuela. En un segundo nos cambió la vida, pero nosotros no hicimos nada".

Por la muerte de Lucio Dupuy, de cinco años, fueron imputadas su madre Magdalena Espósito Valenti, de 24 años, y su pareja, Abigail Pérez, de 27.

La primera de ellas por "homicidio calificado por el vínculo" y la segunda por "homicidio simple" en una audiencia en la que se determinó que sigan en prisión mientras dura el proceso.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry