El Gobierno mexicano anunció medidas de protección para una periodista y un canal de televisión amenazadas a través de un video por un grupo armado que asegura ser el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

"El gobierno tomará medidas pertinentes para proteger a periodistas y medios de comunicación amenazados", escribió a última hora de ayer en Twitter Jesús Ramírez, vocero del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Las libertades democráticas están garantizadas junto con el derecho a la información", agregó, sin brindar detalles sobre cómo los protegerá.

En una grabación difundida en redes sociales, un hombre que se identifica como Rubén Oseguera, líder del CJNG, una de las organizaciones del narcotráfico más poderosas del país, profiere amenazas contra la cadena de televisión Milenio y la conductora Azucena Uresti.

Rodeado por varios encapuchados con armamento de alto poder, el hombre pide que la cobertura del conflicto que mantiene con otros grupos en el occidental estado de Michoacán sea "pareja".

Grupo Milenio dijo en un comunicado que "ejercer el oficio periodístico e informar sobre la violencia del crimen organizado en todos los niveles son un riesgo", pero que mantendrá el "compromiso de seguirlo haciendo, de manera imparcial".

También exigió "una pronta investigación que garantice la seguridad" de Uresti y el resto de su equipo.

Televisa, El Universal, la revista de investigación Proceso y organizaciones como la Sociedad Interamericana de Prensa denunciaron en un comunicado conjunto que "los grupos que lanzan esta amenaza saben que pueden hacerlo por la impunidad que gozan quienes durante décadas han intimidado a periodistas".

México es uno de los países más peligrosos para la prensa con más de un centenar de comunicadores asesinados desde el año 2000, según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Este año se han registrado tres homicidios de reporteros, el más reciente de ellos el 22 de julio pasado, cuando fue ultimado Ricardo López, quien había denunciado amenazas en el estado norteño de Sonora.

Solo en 2020 fueron asesinados ocho periodistas, de acuerdo con la organización Reporteros Sin Frontera. Más del 90% de los homicidios de reporteros en el país permanecen impunes, denuncian organizaciones defensoras de la libertad de expresión.


COMPARTIR