Un hecho insólito conmovió al fútbol inglés en las últimas horas. El encuentro que disputaron el Wigan y el Doncaster por la semana 19 de la League One (tercera categoría del país británico) hubiese pasado desapercibido si no fuera por lo que le ocurrió a Ryan Colclough.

El joven de 22 años tuvo una jornada que no olvidará en su vida, dado que en medio del partido correspondiente al torneo doméstico el atacante se enteró de que iba a ser padre en ese preciso momento.

Sus dos goles que contribuyeron para la victoria por 3 a 0 pasaron al olvido, cuando Colclough le pidió al entrenador que lo reemplace en el entretiempo para acompañar a su mujer al hospital y presenciar la llegada de su hijo.

Sin tiempo para ducharse, ni cambiarse, el jugador llegó a la clínica para estar con su familia. Su equipo, en tanto, construyó un triunfo para seguir con el objetivo de lograr el ascenso, dado que los tres puntos le permitieron quedar a una unidad del Shrewsbury, único líder del certamen.


COMPARTIR