Una vez más quedó demostrado que la denominada “Grieta” socio-política que existe en la Argentina (y que parece que vino a quedarse) está más fuerte que nunca y prueba de ello fue la polémica desatada a partir de la exhibición de una fotografía del presidente de la Nación, Mauricio Macri, con manchas rojas que representarían sangre a partir de un tiro en la frente.

Sucedió en medio de una actividad en reclamo por la aparición de Santiago Maldonado, en la Facultad de Humanidades de la ciudad de Rosario

El afiche formaba parte de una jornada denominada "Pintale tu consigna al Mauri", era la frase que acompañó a la imagen, que fue subida a la red social Twitter por el concejal Jorge Boasso, quien consideró "vergonzoso y preocupante que las autoridades lo permitan".

Previamente, en declaraciones a La Ocho, el decano de Humanidades, José Goity, señaló que "fue un acto intimidatorio y se evaluará si corresponde algún tipo de acción por parte de la Facultad. Esto fue parte de una actividad que desarrolló una agrupación estudiantil. Como institución lo rechazamos como hicimos siempre con todo acto intimidatorio que pueda incitar a la violencia. Veremos qué dimensión tienen y si corresponde algún tipo de acción", agregó.

Pero la polémica se abrió para todos los frentes posibles al leerse los comentarios en diferentes portales digitales, ya que muchos consideraron que esta acción forma parte de una maniobra propia de simpatizantes de la anterior gestión presidencial, mientras que otros se encargaron de recordar que la ex presidente Cristina Kirchner fue varias veces insultada por medio de distintas formas comunicativas y que ante esa situación no se generaba entonces una acérrima defensa de la investidura presidencial en los debates en redes sociales.

Como sea, el mencionado episodio contribuye a fortalecer la “Grieta” que sobresale en las redes sociales, pero que de a poco va afectando las relaciones sociales cotidianas.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry