Esta semana, se llevaron a cabo varios operativos donde secuestraron 148 vehículos por diferentes irregularidades, predominando las motocicletas de las cuales, en su mayoría, sus conductores no contaban con el casco obligatorio.

El martes fueron removidos al corralón municipal 65 motos, 16 autos particulares y dos de transporte, mientras que el jueves se llevaron otras 52 motocicletas, 11 autos particulares y 4 de transporte. Los mismos fueron multados por diferentes infracciones, falta de seguro, revisión técnica, falta de licencia, habilitación de servicio público, entre otros.

Desde el área, indicaron que las multas que prevalecen y preocupan por no cesar su falta, es la no utilización del casco protector, en muchos casos lo traen pero colocado como protector de codo, en el brazo.

Y señalaron, que no es reparable la falta en el caso que lo tenga en la cajuela de la moto o colgado en el brazo. Los inspectores informaron que si no tienen colocado como corresponde, al momento del control, su unidad quedará retenida.