Este fin de semana se intensificaron los controles del personal municipal, detectándose varios casos de alcoholemia positiva, un detenido y varias fugas. Del mismo modo, hubo inspección a unidades de transporte y venta de bebidas alcohólicas en kiosco fuera del horario permitido.

Un nuevo despliegue de inspectores de tránsito, transporte e inspección general junto a personal de la guardia comunitaria a cargo de Secretaría de Gobierno y Subsecretaría de Transporte con el acompañamiento de la Policía del Chaco, desplegaron una noche de arduo trabajo.

Las tareas preventivas comenzaron este sábado en calle Güemes e Irigoyen desde las 3 hasta las 7, para luego, continuar en Frondizi y Juan B. Justo en el mismo horario.
El sábado por la madrugada, un vehículo Chevrolet Aveo, dominio LXF 913 se dio a la fuga chocando a otro automóvil y atropellando conos, luces y canalizadores. En el mismo control, el conductor de una camioneta Hilux estacionó el vehículo y su conductor se marchó negándose a exhibir la documentación correspondiente.

Taxista escapa caminando del operativo
Por otro lado, un taxista que manejaba un Fiat Palio, color gris, (patente MYA 353 oblea número 039), se dio a la fuga dejando su vehículo mal estacionado en calle Frondizi y avenida 9 de julio. Hizo caso omiso al reiterado silbato del Inspector, caminando por calle Frondizi hacia números ascendentes. En el vehículo se pudo observar envases -latas de cerveza -y un vaso con alcohol en la puerta del conductor.

Un total de 57 motos, 22 autos y tres unidades de transporte fueron removido al corralón municipal.

El domingo
Del mismo modo, en un nuevo operativo llevado adelante este domingo, un joven automovilista terminó detenido luego de protagonizar una discusión con los uniformados, negándose a la retención de su vehículo, entorpeciendo el procedimiento.

Se registraron varios casos de fugas, donde pareciera que algunos desaprensivos conductores no tienen el mínimo respeto por las normas viales, poniendo en peligro su propia vida y la de los trabajadores. Un joven motociclista pasó a toda velocidad, con una Motomel Skua 150 cilindradas, lesionando a un agente de tránsito, para luego escapar sin ningún reparo.

Otro remisero, de Barranqueras (oblea 098), escapó esquivando por poco al personal que se encontraba en el lugar. La mañana terminó con 73 motos, 22 autos y cinco vehículos de transporte fueron derivados al depósito municipal.

Clausura y multa
El sábado por noche, el kiosco que está ubicado en avenida Belgrano 554 fue clausurado por inspectores municipales de la Dirección de inspección General a cargo de Rubén Vega y Raúl Quintana. Por venta de bebidas alcohólicas fuera de horario permitido. Del procedimiento también participó el subsecretario de Gobierno, Gustavo Cicik, el jefe de departamento Marcelo Caballero y el coordinador Carlos Velarde.

Clausuran fiesta
Para finalizar, se montó un gran evento en el Chaco Golf Club, sin autorización municipal. Por este motivo agente procedieron a desalojar a los invitados y confeccionar las actas correspondientes.

Ante este panorama, desde Secretaria de Gobierno se recordó que están vigentes las Ordenanzas correspondientes, con el fin de evitar multas y clausuras de sus locales.


COMPARTIR