Integrantes de la comunidad mapuche reclamaron ante los abusos de la Justicia.

Son miembros de la comunidad Vuelta del Río, cercana al Pu Lof de Cushamen. Los tuvieron esposados durante seis horas y no los dejaban ir al baño.Denunciaron malos tratos, violencia, intimidaciones y humillaciones.
Luego de los allanamientos en los territorios mapuches, en donde no encontraron nada relacionado con la desaparición forzada de Santiago Maldonado, miembros de la Comunidad Vuelta del Río, cercana al Pu Lof de Cushamen, tomaron el juzgado federal de Guido Otranto para pedir su renuncia.
“Fuimos esposados, nos tuvieron seis horas así tirados en el suelo, sin poder ir al baño”, señaló Marcelo , un miembro de la comunidad a C5N frente al juzgado mientras sus compañeros ocupaban el hall.
La comunidad Vuelta del Río es lindera a la Pu Lof Cushamen. “Entraban pateando todo, nos decían ‘arriba las manos’, nos preguntaban dónde está Santiago. No encontraron nada pero tiraron todo”, relató y adelantó: “nos vamos a quedar hasta el que señor guido Otranto se vaya de su cargo".
El juzgado federal de Esquel informó a través de un comunicado que durante el allanamiento realizado el lunes en la comunidad mapuche de Cushamen se secuestraron dos mochilas y algunas camperas color negro que el equipo de investigación decidió tomar como objetos de análisis científicos.

Fuente: Tiempo Argentino

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry