A 10 kilómetros de la ciudad de San Bernardo se dio ayer un hecho policial que tuvo como víctimas a una pareja de productores, quienes fueron sorprendidos y maniatados para ser, posteriormente, asaltados por malvivientes. Los "cacos" se llevaron alrededor de 7000 pesos.

En tal sentido, el productor denunció que se hallaba en su finca en el lote 5 junto a su esposa cuando arribó una motocicleta a su domicilio. Del rodado descendió un sujeto desconocido solicitando herramientas para reparar el vehículo y al mismo tiempo agua para beber, lo que fue alcanzado por la esposa del agricultor.

Según declaraciones de los damnificados, el sujeto tomó del brazo a la señora la arrojó al piso colocándole un precinto de seguridad en ambas manos. Al hecho se sumaron dos individuos más, dando cuenta que uno portaba un arma de fuego tipo revolver. El denunciante, al escuchar que se trataba de un robo, hace entrega $7.000.

Si bien el episodio alteró sobremanera a las víctimas, ninguna de ellas sufrió lesiones.


COMPARTIR