La Asociación de Padres de Chicos con Discapacidad, (apadicha) fue visitada por un grupo de madres de las localidades de La Verde y La Leonesa que expresaron su disconformidad ante la negación del pago del transporte para que sus hijos realicen Rehabilitación kinesiológica en el  Hospital Pediátrico.

Cabe mencionar que dos y tres veces por semana viajan desde la Verde y Colonia Elisa a la capital chaqueña.

Denuncian  que  la  delegación  del Programa Incluir Salud  transmitió por intermedio de las asistentes sociales (las señoras Nati y Celeste) que  la Nación no enviaría presupuesto para pagar el transporte de remis. Que sus hijos serían derivados al centro terapéutico de General San Martín, Instituto Enseñarte.

Las madres se oponen a esta medida arbitraria por no respetar el tratamiento que sus hijos realizan hace años con profesionales que conocen sus casos. Generando de esa forma no solo el cambio en su rehabilitación de kinesiología  sino también en lo educativo, serían obligados a abandonar sus respectivas escuelas maestros y compañeros para ser matriculas de un centro. Y en algunos casos no se respetaría el derecho a la educación inclusiva.

Las madres sienten que atentan contra  sus derechos a elegir y apuestan a los servicios estatales de su elección y la educación pública. Las tutoras piden el gasto mínimo que es el de transporte a Resistencia. Aclaran que los nomencladores por asistir al centro terapéutico superan ampliamente el gasto de traslado en remís.

La Señora Alfonzo  agrega  que debe intervenir quirúrgicamente a su hija Abril Antonella y su operación viene siendo postergada hace años por falta de recursos. La señora  Monzón pide que le  actualicen el nomenclador de cuidadora domiciliaria que le pagan hace años, 500 pesos.

La señora Senguer madre de Ramon Villan reclama 4 cajas de leche comun en polvo para su hijo de bajo peso, quien le dijeron que tiene que dejar la escuela especial y ser derivado a un centro especial.

Manifestaron que ellas vienen representando  quejas de otras  madres  con  hijos  beneficiarios, que Incluir Salud entregaría  medicamentos  con mucho retraso.  Están decididas  a viajar a Buenos Aires a presentar las denuncias  en el organismo que  corresponda. El Remis que las traslada  a Resistencia no cobraría desde el mes de noviembre del 2017.

El referente de Apadicha José Giuggia, recordó que el programa Incluir salud  debe cumplir la Convención Internacional de Discapacidad y  la Ley Nacional  24.901de habilitación y rehabilitación.

Esta norma, promulgada el 2 de diciembre de 1997, contiene el sistema de prestaciones básicas en habilitación y rehabilitación integral, a favor de las personas con discapacidad. Transporte educación, salud, medicamentos, pañales prótesis y ayudas técnicas, silla de ruedas, subsidios no reintegrables y otros.