Tras un tiempo de cajoneo en el Congreso de la Nación, Mauricio Macri decidió firmar un decreto de necesidad y urgencia para avanzar con el proyecto de extinción de dominio, una iniciativa destinada a recuperar bienes sustraídos en casos de corrupción y del narcotráfico.

Así lo confirmaron a Clarín altas fuentes oficiales, al tanto del anuncio que hará a las 14.45 el Presidente en el Salón Blanco de Casa Rosada.

Se da en medio de un fuerte hermetismo: sucede que, por el anuncio del mandatario, el Gobierno canceló a último momento la conferencia de prensa post reunión de Gabinete que había trazado con dos ministros, como es habitual.

Las fuentes consultadas al respecto por el anuncio de Macri aclararon que no se trata de cambios en materia penal sino que son modificaciones en materia civil, en línea con el proyecto que Cambiemos impulsó desde que asumió y que no logró consenso en la Cámara de Diputados.

Según fuentes oficiales, hay casi 20 mil millones de pesos en bienes sometidos a medidas cautelares en causas por delitos de narcotráfico, lavado de dinero y corrupción.

Estos bienes, según las mismas fuentes, ya están bajo custodia o son administrados por el Estado, lo que generan costos adicionales que se evitarán con este DNU. Es que hay campos, casas, vehículos o hasta obras de arte que se subastarán. "Esos fondos podrían destinarse a políticas públicas, desde el combate a las adicciones hasta el fortalecimiento de la Justicia", razonaron. A partir del decreto que firmará Macri, esos bienes quedarán definitivamente bajo la órbita estatal.

La iniciativa contempla, entre otras cuestiones, la creación de una fiscalía especial que, en paralelo a las causas penales, podrá investigar el origen de los bienes obtenidos a través de actividades delictivas. Si sus titulares no pueden justificar su origen, se podrá avanzar con la extinción de dominio.

Quienes trabajaron en la confección del DNU, señalan que la iniciativa se inspira en la experiencia positiva de otros países, como Estados Unidos, Alemania, Colombia, España Suiza y Sudáfrica. Y, además, se tuvo en cuenta propuestas que habían hecho distintos legisladores opositores durante el debate del proyecto en el Congreso.

Fuente: Clarín


COMPARTIR