La ciudadela inca de Machu Picchu, joya del turismo en Perú, volverá a cerrar sus puertas durante dos semanas por una nueva cuarentena en el país ante el incremento de casos de COVID-19 en medio de una segunda ola de la pandemia.

Los sitios arqueológicos recibirán cero visitas” del 31 de enero al 14 de febrero, señaló un decreto publicado en la gaceta oficial sobre las restricciones que regirán en 17 regiones del país.

El confinamiento, que afectará a un tercio del país, será de cumplimiento obligatorio e inmovilizará a 16,4 millones de habitantes, la mitad de la población del país.

A raíz de la prohibición, la ciudadela inca, ubicada en la región de Cusco, cerrará por segunda vez desde que irrumpió la pandemia en marzo.

El objetivo es evitar las aglomeraciones, consideradas uno de los principales focos de contagio, según las autoridades sanitarias peruanas.

Es fuerte el impacto económico que vamos a tener en todo el distrito, las medidas son muy restrictivas“, dijo a la AFP el alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca.

Machu Picchu había reabierto en noviembre, como una forma de generar ingresos en medio de la recesión aprovechando una reducción de contagios en Perú.

El gobierno peruano declaró a la región Cusco en un ‘nivel muy alto’ de contagio y prorrogó el toque de queda así como la prohibición de reuniones sociales, entre otras medidas restrictivas.

Cusco reportó la muerte de 18 personas por covid-19 en 24 horas, lo que elevó a 550 los fallecidos en 10 meses de pandemia. Los contagios superan los 26.000 casos, según el ministerio de Salud.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry