La triste noticia de la muerte de Alberto “Wey” Zapata el pasado domingo en la localidad cordobesa de San Agustín tuvo un inesperado giro.

EL motociclista corría con un solo brazo y falleció tras sufrir un accidente en una competencia de motocross. Ahora, donó sus pulmones que le salvaron la vida a un joven mendocino de 23 años.

Su nombre es Ariel y durante toda su vida estuvo conectado a una mochila de oxigeno. Esperó durante 13 años un trasplante y el mismo domingo recibió los órganos del piloto sanjuanino.

“Cuando me enteré dije ‘esto puede ser algo que me devolvió Dios porque fuimos a San Juan a ayudar y este chico que tuvo el accidente es sanjuanino'”. El músico sabe que “la familia del Wey esta muy mal”, pero como consuelo para ellos dijo: “Con sus pulmones está haciendo feliz a la familia de mi primo, le da una posibilidad de seguir viviendo”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry