Los padres del joven desaparecido en el Paraná, tienen muchas dudas sobre lo que pasó

61

Sergio Barrios y Mirta Mambrín son los padres de Gustavo Barrios de 23 años, un joven que desapareció hace 12 días en aguas del Paraná en Corrientes y todavía no se sabe nada de él. Ambos pidieron a los testigos que hablen y que “digan la verdad” sobre el hecho.

La mamá, desesperada y visiblemente afectada emocionalmente por la desaparición de su hijo, no cree que haya caído de la lancha en la que viajaba junto a 7 personas más.

Para el papá el caso “no tiene explicación y menos la incertidumbre que hay alrededor”, debido a que quienes viajaban con él, no notaron que se cayó ni escucharon algún grito de ayuda.

Todo sucedió luego de que Gustavo estuviera en un banquito de Arena de Corrientes, al que fue con un amigo en lancha. Cuando iban a regresar, alrededor de las 20:20, notaron que se habían quedado sin batería, “entonces pidieron auxilio a un yate”, perteneciente a un conocido del amigo de Gustavo. El joven de 23 años habría caído a 300 metros de la costa correntina, sobre el puente.

Para el padre, hay algunos puntos negros sobre lo sucedido, que hace que no pueda entender bien lo sucedido. Por ejemplo, La lancha iba trasladada a Corrientes en el momento del hecho, cuando todos sus ocupantes son de Resistencia.

“Aparte, alrededor de las 21 horas cuando cae mi hijo al río, nadie se da cuenta. Lo extraño es que nadie vio nada, nadie escuchó un grito de auxilio. Mi hijo sabía nadar, como mínimo, se podía mantener 3 minutos en el agua pidiendo auxilio”, argumentó.

Hasta el momento, la abogada de la familia barrios, Marcela Ipólito mantuvo reuniones con el fiscal de la causa y con la jueza de Instrucción N° 3, Josefina González Cabañas, que lleva el caso.

Se supo que ayer miércoles 12, iban a realizar un peritaje al yate secuestrado y luego llamarían a declarar por segunda vez a los jóvenes que estuvieron ese día.

Mirta no pudo contener las lágrimas al hablar sobre el lamentable caso de su hijo, que desapareció hace 12 días.

La mamá de Gustavo, fue clara: considera que su hijo no cayó de la embarcación. “Para ellos supuestamente, fue un accidente, pero le digo no al fiscal, no es un accidente. Como mamá le digo que no fue un accidente.

¿Cómo en un yate en que están siete personas no van a ver nada? ¿Por arte de magia desapareció mi hijo? Mientras ellos están vivitos, tranquilos en su casa. ¿Por qué Prefectura los soltó? Ellos tendrían que estar hasta que aparezca mi hijo y que digan la verdad. ¿Dónde lo tienen a mi hijo, por qué mi hijo nunca cayó al agua?”

Y mandó un mensaje a las madres de los jóvenes, “que se pongan en mi lugar, hoy me tocó a mí, mañana les pueda tocar a ellos, a su sobrino, a su hijo, o pariente y va a estar en mí mismo lugar y va a pedir ayuda”.

“Ellos lo tienen en algún lado y no dicen la verdad. Que digan la verdad, qué casualidad que todos declararon iguales. Nadie vio nada, como que cayó una bolsa de papa. Piido a la Justicia de Corrientes, por favor que no paren de buscarle a mi hijo hasta que aparezca, no puede desaparecer una persona así porque sí nomas”.

Ambos solicitaron tanto a la Justicia de Corrientes como a los gobiernos de ambas provincias, que no paren de buscar a Gustavo y que se vuelque todo el apoyo logístico que sea necesario para encontrarlo.

“Le vuelvo a repetir, a las madres, por qué no dicen a sus hijos que vayan a declarar la verdad, eso pido como madre, que digan la verdad, que le pregunten a sus hijos. ¿No son madres, no son seres humanos, no tienen corazón, para preguntarle?”, finalizó.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry