Los fiscales del juicio por el crimen de María Marta García Belsunce pidieron este viernes ampliar la acusación contra Nicolás Pachelo y dos exvigiladores, al imputarles la comisión de un homicidio doblemente agravado, no solo por "criminis causa", como habían llegado elevados a este debate, sino ahora también por "alevosía".

El planteo fue formulado esta tarde al término de la 16ta. audiencia del juicio, por parte del fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, ante los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.

“Somos de la convicción que el homicidio que damnificó a la señora María Marta García Belsunce el 27 de octubre de 2002, incontrovertiblemente a manos de Nicolás Roberto Pachelo, fue cometido por alevosía”, aseguró Ferrari en su exposición.

Tanto para Ferrari como para sus colegas Andrés Quintana y Federico González, Pachelo asesinó a María Marta “en estado de indefensión y en el modo de actuar sobre seguro”.

Ferrari basó su pedido en varias declaraciones testimoniales ante el TOC 4, como por ejemplo al del comisario Alejandro Elorz, quien dijo que, según se determinó en la investigación, “el agresor se aprovechó del estado de indefensión de la víctima y tras el primer disparo, actuó con desventaja”.

También mencionó el testimonio de Leila Keller, quien sostuvo que “la mataron como un perro, sin ningún tipo de misericordia”, el de la hermana de la víctima, Irene Hurtig, quien afirmó que su hermana “fue atontada por los primeros disparos” y que el agresor “la atacó indefensa”; y el del forense Héctor Moreyra, quien explicó “la existencia de un periodo de agonía irreversible desde un segundo disparo”.

“El homicidio alevoso es el crimen cobarde”, indicó Ferrari, quien señaló que Pachelo eligió la tarde para matar a María Marta y que actuó sobre seguro porque “sabía que en la casa no había nadie”.

Para la fiscalía, el crimen de la socióloga se encuentra encuadrado en los incisos 2 y 7 del artículo 80 del Código Penal argentino, los cuales describen un crimen perpetrado hacia una mujer "con ensañamiento, alevosía, veneno u otro procedimiento insidioso", y "para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito", que prevén una pena de prisión perpetua.

La defensa de Pachelo pidió la nulidad sobre lo expresado pero finalmente el tribunal, con el juez Federico Ecke a la cabeza, dio lugar a la solicitud de la fiscalía y aclaró que será analizado al momento de dar a conocer la sentencia.

Acto seguido, Pachelo, José Ortíz (45) y Norberto Glennon (56), presentes durante toda la audiencia, fueron notificados de la nueva imputación.


COMPARTIR