Lo que mató a Nayla y su mamá no fue meningitis, sino una enfermedad meningocócica invasiva

La directora de Epidemiología de la provincia, Mariela Fabiani dialogó con Primera Línea acerca de la enfermedad que terminó con la pequeña Nayla de once años y su mamá Cinthya Ramírez y aclaró que no se trató de meningitis, sino de una enfermedad meningocócica invasiva, causada por la misma bacteria. Además habló de las medidas de prevención que la población debe tomar e insistió en la necesidad de respetar el calendario de vacunación.

1369

“Es un caso muy particular, no todas estas enfermedades evolucionan de la misma manera. No fueron cuadros meningios, sí una enfermedad meningocócica invasiva, que llevó a la muerte de estas dos personas. La bacteria es la misma pero la presentación fue diferente. Es una bacteria que incluso puede estar en personas sanas, (denominados portadores sanos) y por alguna situación en particular puede ser transmitida, (a través de las vías aéreas respiratorias) y puede tener diferentes formas de presentación” explicó.
En estos casos se trató de una infección generalizada, una sepsis, y se trató de una sepa del tipo C y la misma se encuentra cubierta dentro del calendario de vacunación correspondiente.
“Esta no es una vacuna universal, no está dirigida a toda la población, sino a niños de 11 años, con una única dosis y destinada a bebes a partir del tercer mes de vida, que posteriormente tienen que cumplir con tres dosis para completar el esquema” continuó.
Con respecto a Nayla, lamentó que no estaba vacunada a pesar de que se encontraba dentro del grupo etario que le correspondía aplicarse. En tanto que su madre, por ser adulta, no.
Acerca de la posibilidad de que se pueda desatarse una epidemia en la provincia, por tratarse de una enfermedad de transmisión infectocontagiosa, aclaró que se tomaron las medidas necesarias para cortar la infección. “El contacto para el contagio debe ser prolongado, estar alrededor de 4 horas o más con la persona que tiene el germen. La población tiene que tomar las medidas de prevención generales” dijo y enumeró: Ambiente libre de humo, ventilado, que no haya personas hacinadas, lavarse las manos con agua y jabón o con alcohol gel, cubrirse el rostro al estornudar con el dorso del codo, usar pañuelos descartables.
“Son muy efectivas para cortar la transmisión de estas enfermedades que se transmiten así, a través de la secreciones, del espray que uno emite cuando habla o tose”.
A esto, le agregó que se continúa hablando con las instituciones escolares a las que concurrieron la mamá y la niña y hoy martes por la tarde se concurrirá a la escuela secundaria a la que asiste el hermano, para evacuar dudas de compañeros y padres. En tanto que anoche asistieron al instituto terciario donde estudiaba la mamá.
Con respecto a si se presentaron en los últimos días cuadros similares o personas con síntomas que refieren a la misma enfermedad, informó que “hasta el momento, ni en la familia ni en los cursos han presentado síntomas generales”.
Por otro lado también habló de lo innecesario de tomar “medidas extremas, heroicas” que no tienen impacto en las enfermedades. “Hay que tomar las medidas que realmente se saben que previenen. La consulta oportuna al médico, no automedicarse” entre otras.
También dejó en claro que la presentación fulminante que acabó con la vida de madre e hija no es habitual, si bien no es una enfermedad rara, lo que sí es rara, es su presentación.
“Uno tendrá que seguir estudiando y viendo, pero lo que quiero transmitir a la comunidad es prestar atención, estar atentos pero no pensar que esto se da habitualmente. Por lo general, dijo, los tratamientos con antibióticos tienen una buena evolución. En estos dos casos, las consultas fueron oportunas, los tratamientos fueron adecuados en tiempo y forma, pero “la evolución fue trágica, mala, así que eso es lo raro”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry