La Subsecretaria de Salud Ambiental de la Municipalidad de Resistencia, Agostina Uberti, junto con Zunni Martínez, de la asociación Huellas Caninas, visitaron Primera Línea para informar que está abierta la inscripción al Registro de perros potencialmente peligrosos, para todos aquellos propietarios que posean una de estas razas.

La funcionario recordó que Resistencia se adhirió a algunos artículos de la Ley Provincial para el Registro de las Razas Potencialmente Peligrosas y reconoció que “los requisitos que se solicitan son extensos pero no incumplibles”, de hecho, “le damos los tips de a dónde dirigirse, cómo hacerlo más rápido”.

También reconoció que lo que más cuesta es el requisito de la aptitud física y psíquica, si bien puede realizarse en un privado o en el hospital público, lo cual garantiza que “tenés una conducta importante y responsable con un animal de este tipo”, que “sabemos que puede ser muy bueno, pero tiene ciertas características que lo convierten en una raza potencialmente peligrosa”.

Gracias al Registro, el propietario lleva consigo un carné que garantiza a las personas de que él es responsable y ante cualquier inconveniente va poder responder con un seguro que tiene una cobertura de entre 50 mil a 100 mil pesos.

Este registro también lo obliga a llevar al animal con correa y bozal.

Uberti comentó que han presentado ante el Concejo de Resistencia, el proyecto que modifica el Código de Faltas para poder sancionar a las personas que no cumplan con los requisitos, pero todavía no fue aprobado. “Nuestra idea era que se apruebe para poder ir a los lugares más concurridos, parques y plazas y poder informar al vecino de que está abierto el registro y las notificaciones, ya que a partir de los 90 días de la notificación comenzarán con las sanciones.”

Por su parte, Zunni Martínez, de la asociación Huellas Caninas comentó sobre la adopción  de “LOLA”, una perra Rottweiler que fue la primera en inscribirse al Registro de la Municipalidad.

“No me quería quedar con ella pero una doctora que fue  la que la cuidó y la habilitó me dijo que yo era una verdadera propietaria para tenerla. Ella estaba en las peores condiciones en una casa de Fontana y al mes, me animé a tenerla”, señaló

No obstante, aclaró que con LOLCA vinieron muchas responsabilidades y compromisos en el periodo de adaptación,  ya que no se trata de cualquier perro. “Hay que saber interpretar el cariño de estos animales, que mucha gente no lo interpreta de la manera que corresponde. Yo estoy totalmente de acuerdo  con que hay que tener capacidad física para saber portar este animal u otros animales de estas características. Y lo segundo, también hay que prepararse psicológicamente. Ella puede convivir o ir a un desfile. Yo tengo una bebé de seis meses y si no la tengo a LOLA desde hace ocho años, no hoy no tendría una rottweiler o un pitbull, porque demanda también tiempo, atención y uno tiene que estar preparado para esto” explicó.

La ley de Protección Animal, Nº 14346, establece que las personas pueden denunciar si observan un caso de maltrato animal y hasta se puede penar a quien posea una mascota en malas condiciones de salud.

Para Uberti, este Registro de Perros permitiría tener una idea de la cantidad de animales que hay en Resistencia. Por eso lanzaron el censo de animales domésticos que se está haciendo en el micro y macro centro y en los barrios con el quirófano móvil se lo replica con un muestreo.

Eso permitirá tener una noción del número aproximado, no así de la cantidad que se están produciendo.

Esperan en tres meses tener un número estimativo.

La Municipalidad también cuenta con un quirófano fijo, (San Martin 1040) de lunes a sábado de 7 a 12 y martes y jueves además de 13 a 17 horas, donde se realizan castraciones gratis, además del quirófano Móvil que recorre los barrios.

 Hospital Veterinario

Ambas contaron que se está por hacer realidad el hospital Veterinario gracias a que la Secretaría de Asuntos Municipales de la Nación giró los fondos y “nosotros terminamos el proyecto para lanzar la licitación”. Se construirá en avenida San Martín al 1800 donde antes funcionaba la perrera municipal.

Para Zunni, todavía falta mucha educación y concientización en la ciudadanía sobre las razas peligrosas y las demás, además de que “hay que concientizar sobre cómo lo debe tener, de cómo lo tiene que sacar a pasear. Por eso digo que la gente no está preparada para este tipo de perros. Creo que faltan algunas campañas de concientización y educación y también pienso que esto se debe sembrar en los chicos”.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry