Una de incógnitas más grandes de este tiempo en el mundo del fútbol llega a su fin. Es que, según anuncian varios medios españoles, Lionel Messi habría llegado a un acuerdo con Barcelona para concretar la renovación de contrato. Solo restaría que los abogados de ambas partes trabajen en la letra del acuerdo completo para que se defina todo y luego haya un anuncio oficial por parte de la institución catalana. Pero el dato más importante ya parece inamovible: Messi seguirá en el club al que llegó de adolescente, y en que todo indica finalizará su carrera.

El nuevo vínculo del argentino, según suscribe el diario El País, será por cinco años. Pese a que se había hablado mucho durante las últimas semanas de la posibilidad de que firmara por dos antes de marcharse a la MLS, más precisamente a Inter de Miami, finalmente, ambas partes habrían visto con buenos ojos alargar la vinculación durante un periodo más amplio. Así, de cumplirse ese lapso, Messi jugaría en Barcelona hasta sus 39 años.

El acuerdo tiene una rebaja considerable respecto del contrato que expiró el 30 de junio: Messi cobrará alrededor de un 45% menos por año, según agrega El País. De hecho, cuentan desde España que el monto nunca fue un problema en la negociación. Sí lo fue el tema de la fiscalidad, un asunto delicado porque ninguna de las partes quiere dar un paso en falso. Y parte de lo pendiente está vinculado a eso.

La última actualización de contrato, por los dos años que terminaron a mitad del actual, estipuló un ingreso de unos 140 millones de euros anuales, en todo concepto. De confirmarse la rebaja negociada ahora, el nuevo salario de Messi estaría apenas por debajo de los 70 millones de euros al año, aproximadamente. Con graves problemas económicos y financieros, Barcelona viene trabajando para achicar su presupuesto, por lo que se desprendió de sucesivos jugadores en las últimas semanas. Así, entre otras cosas, podría encajar el nuevo acuerdo con Messi sin romper las reglas que exige el denominado Fair Play financiero que estipula la UEFA.

Luego de cumplir el sueño de salir campeón con Argentina en la Copa América, el capitán de Barcelona emprende ahora sus vacaciones familiares en Miami. Desde allí volverá a su casa catalana, cuando ya la letra chica de su nuevo vínculo esté sellada. Entonces, firmará el contrato y se sumará a la pretemporada del equipo que prepara Ronald Koeman. Cuando lo haga, entre las caras nuevas habrá una que le resultará especialmente conocida: Sergio Agüero, que ayer voló a Barcelona y en los próximos días se sumará al grupo.

Una relación de más de 20 años

“En Barcelona, a 14 de Diciembre del 2000 y en presencia de los Sres. Minguella y Horacio (Gaggioli), Carles Rexach, Secretario Técnico del F.C.B., se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas”.

Esas palabras, simbólicas en su momento, quedarán para siempre guardadas en una caja de seguridad en un banco de Barcelona. Se trata de la famosa servilleta donde se firmó el “primer contrato” de Lionel Messi con Barcelona. Empezaba a escribirse una historia en la que nadie, ni el protagonista, podía imaginar hasta que punto llegaría.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry