El martes pasado, después de esperar pacientemente más de 100 días a que la justicia se expidiera, hemos decidido salir a la calle a expresar nuestro deseo y voluntad como las personas libres y pensantes que somos.

Esa tarde el martes 10 de julio, más de 3.000 personas decidimos juntarnos por voluntad propia, y salir a la calle a exigir, a gritar por una justicia que tanto está tardando en llegar, que tanto está evitando mirar y actuar como corresponde.

Salimos a la calle con velas, a marchar pacíficamente, rezando por la libertad de nuestro compañero Jacinto “El Negro” Sampayo, quien se encuentra privado de su libertad e incomunicado hace más de 100 días, injustamente y sin ningún tipo de proceso justo.

No entendemos cómo puede ser que se ataque de esta manera a una persona por el sólo hecho de portar un apellido, por ser un luchador en favor del trabajador, que la justicia no respeta absolutamente nada, porque se están avasallando sus derechos, los cuales están amparados por la Constitución Argentina, ya que “todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario”. Y señor Director, no existe nada, absolutamente nada, que se haya podido demostrar en contra de nuestro querido Negro Sampayo.

Es por eso que salimos a la calle a rogar a Dios que ilumine las mentes y los corazones de los funcionarios de la justicia para que le devuelvan la libertad inmediatamente al Negro Sampayo.

El pueblo se está expresando, estamos luchando, siempre pacíficamente y hoy exigimos a la justicia que le devuelva la libertad a nuestro líder.

Y nos preguntamos: ¿Quiénes pagarán  por estos más de 100 días que le han robado? ¿Quiénes pagarán por el sufrimiento causado a esta familia?

Señores encargados de impartir justicia, somos el pueblo. Y el pueblo está hablando, está gritando por libertad y justicia, no vamos a parar hasta lograr que lo liberen porque él nunca pararía de luchar por ninguno de nosotros, porque los municipales somos una gran familia y nunca vamos a dejar de exigir libertad y justicia para el Negro Sampayo.

La familia de empleados municipales

 

Georgina Schmid

DNI: 30.050.842

 

Débora Müller

DNI: 28.888.463

 

Maximiliano Motter

DNI: 38.538.175

 

Vanesa Martínez

DNI: 33.989.631

 

Carla Rossit Sestagalli

DNI: 39.313.675

Johana Falcón

DNI: 31.630.503

 

Rosa Acosta

DNI: 28318.189

 

Graciela Costa

DNI: 21.860.202

 

Gastón Montenegro

DNI: 40.501.391

 

Noelia Pujol

DNI: 33.872.529

 

Lucía Borda

DNI: 28.510.910

 

Rocío Vargas

DNI: 29.767.703

 

Yanina Alonso

DNI: 34.013.495

 

Natalia Schmid

DNI: 25.015.428