La actriz quería saludar a Meryl Streep y Woody Harrelson y pasó, copa en mano, por donde nadie se atrevió.
La actriz quería saludar a Meryl Streep y Woody Harrelson y pasó, copa en mano, por donde nadie se atrevió.

Jennifer Lawrence es tan linda como espontánea. Se mueve frente a las cámaras como si estuviera en su casa. A veces se tropieza, a veces camina irradiando sensualidad y otras salta por encima de las butacas sin importarle nada.

Es lo que pasó en la 90° entrega de los premios Oscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. La protagonista de "El lado luminoso de la vida", mejor actriz en 2012, quería saludar a Meryl Streep y Woody Harrelson y pasó, copa en mano, por donde nadie se atrevió. Las fotos se viralizaron.

Fuente: Minuto1


COMPARTIR