Por Julio Borisonik - El coordinador de Tránsito Municipal, Marcelo Maldonado, lamentó sobre la cantidad de motos retenidas que han sumado unas 50 motos en total en la noche del pasado sábado y transcurso del domingo, contándose con el apoyo de personal policial de distintas divisiones con asiento en la zona como el 911, Policía Caminera y de la Comisaría local. Fiscalizaron las actividades integrantes de “Padres en la Ruta L.B.”

Las faltas más comunes son falta de casco, documentación o bien falta de elementos de seguridad, caños de escape no reglamentarios y la conducción por parte de menores de edad tanto en motocicletas y vehículos.

Ya en la mañana de este lunes, Maldonado atendía  a los medios de comunicación y comentando “no es lindo retener motos, las personas deben de circular con las documentaciones vigentes y con las motos en condiciones circulando con los elementos de seguridad necesarios y obligatorios”.

“Hay lamentablemente padres que permiten sus hijos circulen en motos y vehículos, otros que lo hacen consumiendo bebidas alcohólicas” expresaba Maldonado, ya que se han dado casos donde los conductores estaban alcoholizados y en otros con niños de entre 13 y 15 años circulando con motocicletas.

Una de las consultas al referente fue si se retendría motos por falta de casco, respondiendo “se retiene por falta de casco además de formular la multa correspondiente, a veces se hacen excepciones por la misma falta de lugar en nuestro espacio de trabajo”, haciendo referencia a la superpoblación de motocicletas en el espacio físico donde son depositadas estas.

Otra de las preguntas formuladas a Maldonado es sobre si se acercarían los infractores para poder recuperar sus rodados, por lo que argumentaba “algunas personas recuperan sus motos presentando las documentaciones y además de poner en condiciones a las mismas, también pedimos a quienes se les ha retenido por el uso de escapes no reglamentarios a que ellos mismos destruyan a los mismos”.

Seguía en sus expresiones, “nosotros cumplimos con nuestro trabajo porque es lo mejor para las personas, tenemos que bajar el índice de siniestralidad a cero en nuestra ciudad”.

Continuando con la labor desde este grupo de trabajo, señalaba “hoy tendremos una jornada de educación vial con alumnos de un establecimiento secundario, también seguiremos haciendo controles con la Policía Caminera que dispone de todos los vehículos provistos”.

Una iniciativa de los mismos inspectores en poder cambiar la cara de la sede donde ellos trabajan, pintando la parte externa y el interior de la misma poniendo énfasis Maldonado por la actividad en embellecer y mejorar el ambiente de trabajo, utilizando para ello tiempo de sus horas de trabajo.


COMPARTIR