Después de una investigación por la desaparición de dos animales, los efectivos lograron encontrarlas tambeadas y con vida. Ahora buscan a los autores.

Esta tarde, los efectivos de la Comisaría local recibieron a un hombre que encontró una de sus vacas, atada en las afueras de su campo.

Los agentes comenzaron un rastrillaje por la zona y empezaron a seguir unas huellas que llevaban a un campo vecino.

Buscaron por todo el predio y terminaron por encontrar a la restante. Después de revisar las marcas de los animales, los efectivos descubrieron que pertenecían al denunciante, fueron entregadas al peón del campo, un joven de 25 años.

Ahora, continúa la investigación para dar con los autores del hecho.