El asesino era uno de los testigos que entrevistó la Policía.
El asesino era uno de los testigos que entrevistó la Policía.

Carlos Miguel Heredia confesó el crimen de Celeste Caballero, la chica de 14 cuyo cuerpo fue encontrado en el fondo de un aljibe en la localidad de Laguna Larga, Córdoba. "Le pegué un tiro y la tiré en el aljibe", declaró Heredia a los investigadores según medios cordobeses. El hombre fue uno de los 30 testigos convocados para esclarecer el caso y terminó por incriminarse.

Además, Heredia reveló dónde estaba el cuerpo de Celeste, quien se había ido de su casa el 10 de febrero y era buscada intensamente por su familia. El hombre dejó el cuerpo en el pozo de una cremería vieja.

Los investigadores encontraron el cuerpo de Celeste en descomposición. Heredia quedó detenido y se secuestraron su Chevrolet Corsa y un arma de fuego encontrada adentro del vehículo.

"Habrá que determinar si la bala salió del arma que Heredia tenía en su vehículo", explicó René Bosio, titular de la Fiscalía de Instrucción de tercer turno de Villa María, a cargo de la causa.

Celeste había sido vista por última vez en una estación de servicio de la zona de James Craik, a 14 kilómetros de donde vivía, pero su cuerpo apareció este miércoles en la localidad de Laguna Larga.

Los restos de la joven fueron trasladados a Córdoba para una autopsia. Este es el segundo femicidio que sacude a la provincia en 2018.

Fuente: Minuto1