La recaudación se recuperó en abril: creció 51,3% gracias a exportaciones y Ganancias

54
La recaudación se recuperó en abril y creció 51,3% interanual a $ 357.362,3 millones, informó este jueves la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), dato que se ubicó por encima a lo estimado por el mercado.

La varación porcentual se acercó al nivel de inflación acumulada en los últimos 12 meses (arriba del 54%).Recordemos que en marzo pasado, los ingresos tributarios habían aumentado apenas 37,3%, frente a un IPC del 54,7% en el último año.

Analistas esperaban un incremento promedio de 43,6% interanual, a 339.248 millones de pesos, para la recaudación del cuarto mes del año de acuerdo a un sondeo de Reuters.

Los ingresos tributarios fueron impulsados básicamente por los gravámenes provenientes del sector exportador -gracias a una fuerte devaluación- y afectados por el sesgo recesivo de la economía.

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, destacó que la recaudación de abril, fue por primera vez en el año consistente con el nivel de la inflación.

“Este es el primer mes del año en que la recaudación tributaria está en línea con la inflación”, dijo el Cuccioli, en conferencia de prensa.

“Se alcanzaron los mayores valores de la serie en el IVA neto y en los derechos de exportación. Además, se sobrecumplió la meta de la recaudación para el mes”,resaltaron desde el ente recaudador.

El IVA creció en términos netos el 41,9% y recaudó $ 117.200 millones; en particular, el IVA Impositivo aumentó el 55% y el Aduanero el 16,5%. Incidieron en forma favorable el incremento de la distribución de los planes de pago y el impuesto a los servicios digitales, descató la AFIP.

En Ganancias, el aumento fue del 75%, con ingresos por $ 72.783 millones; el mes pasado ingresó el quinto anticipo de Personas Humanas del período fiscal 2018,que, el año pasado, había ingresado en marzo. Además, sumó ingresos el revalúo fiscal.

En el comercio exterior, hubo una suba del 95,7% el mes pasado. En particular, los derechos de exportación subieron el 171,3% a $ 23.820 millones (dado que un año antes no tributaban todos los granos) y los derechos de importación el 10,7%.

En el caso de las retenciones, el resultado se vio favorecido por la suba del tipo de cambio y por el derecho de exportación adicional. En el caso de las importaciones, colaboró el tipo de cambio, mientras que la caída en las importaciones impidió un resultado más elevado.

Por otro lado, el impuesto a los créditos y débitos en cuenta corriente presentó una suba del 55,1%, con recursos ingresados por $ 23.686,7 millones. Hubo igual cantidad de días de liquidación de este tributo que en abril del 2018.

En el rubro de la Seguridad Social, el aumento global fue del 33,7%; las contribuciones patronales crecieron el 42,9% y los aportes personales el 38,6%.

El impuesto a los Bienes Personales creció el 113%, con una recaudación de $ 1172,8 millones.

En el caso de los combustibles, el incremento fue del 50,4%, con ingresos por $ 13.501,6 millones.