El apoyo de Alberto Fernández a la docente que fue filmada increpando a un estudiante que cuestionó al kirchnerismo generó las más duras críticas de la oposición, que lo acusó de promover el adoctrinamiento en las aulas. Las polémicas declaraciones del presidente agitan la campaña en la antesala de las PASO.

“El presidente dijo que el ‘debate’ de la docente con el alumno ‘abre la cabeza’. Pero la abre a garrotazos, buscando adoctrinar y no enseñar”, opinó Alfredo Cornejo, titular de la UCR. “El nivel de violencia verbal es una aberración educativa. Violencia y no explicación”, completó.

En tanto, Alejandro Finocchiaro, que fue ministro de Educación durante la gestión de Mauricio Macri, afirmó: “Las declaraciones a favor de la profesora adoctrinadora por parte de Fernández demuestran lo que venimos sosteniendo: si bien extremo, este ejemplo no es aislado”.

Para Finocchiaro, aliado de Diego Santilli (Es Juntos) en la provincia de Buenos Aires y postulante a legislador nacional, “el kirchnerismo ve a las escuelas solo como una cantera de militantes y consolidación de poder político”. “El Presidente sigue en lo suyo: pensar que ‘adelantarse en la fila’ para recibir vacunas no es delito; que las fiestas clandestinas en Olivos son un ‘error’ y que esta flagrante bajada de línea y abuso de poder ‘es formidable, abre la cabeza”, agregó el exfuncionario de Macri y María Eugenia Vidal.

El diputado nacional Omar de Marchi (JxC) pidió que el entorno del Presidente lo “ayude”. “Su equipo debe estar más cerca. Ayer vimos azorados como una docente gritaba y humillaba a un alumno, pretendiendo adoctrinar en lugar de reflexionar y pensar. Pero a Fernández le pareció un debate formidable. El Presidente está muy solo”, señaló.

Los dichos de Fernández también generaron la reacción de Facundo Manes (Dar el Paso), precandidato a diputado nacional en Buenos Aires y rival de Santilli en la interna de Juntos. El médico, delfín de la UCR en el terruño bonaerense, sostuvo que “lo único que se puede rescatar de esta vergüenza son los pibes discutiendo sin aceptar las cosas como se las dicen”. “El video me dolió, pero no me sorprendió. Porque ya sabemos que esa es la grieta que se fomenta hace años en la argentina y es lo que nos embrutece y nos empobrece”, expresó el neurólogo.

Desde la CC, el partido de Elisa Carrió, también salieron a cruzar a Fernández. Maximiliano Ferraro, titular de la fuerza, sostuvo: “El Presidente con sus dichos incita a la violencia y promueve el odio, además de avalar un claro abuso de poder de la docente con respecto al alumno”.

Según Ferraro, el jefe del Estado avala sobrepasar “el límite de la ética profesional”. “Lo que vimos es puro adoctrinamiento político y violencia. La escuela debe ser el lugar más seguro plural y que construya pensamiento crítico”, apuntó el diputado nacional.

En esa misma línea, Juan Manuel López, jefe del bloque de la CC en la Cámara baja, también apuntó contra Fernández. “La violencia es su modo relación con la sociedad. Muchos trabajamos para recuperar otro clima para la vida de todos, estamos con los que están cansados de ser violentados”, manifestó. Y continuó: “El Presidente está a favor de la violencia, pero somos mucho más los que queremos vivir en paz, no tengo dudas que lo va a demostrar la sociedad en pocos días. Con los chicos no jodan, pasan todos los límites”.

En tanto, el legislador porteño Hernán Reyes, otra espada de Carrió, lanzó: “La palabra del Presidente ya carece completamente de valor, pero estas afirmaciones para respaldar a una docente que atropella a los estudiantes, son peligrosas. La raíz de toda esta degradación fascista es la Concepción del oficialismo de que todo lo que es público debe ser kirchnerista”. “El aula no les pertenece a los partidos ni a ningún sindicato. Defendemos lo público porque nos importa que ese sea el lugar donde aprendamos a vivir, respetar y ser libres”, remarcó.

Ricardo López Murphy, quien competirá contra Vidal y Adolfo Rubinstein en la interna porteña, fue muy duro con Fernández: “Presidente, es evidente que usted ha perdido el juicio”, sostuvo el exministro de Economía. “Soy profesor hace 47 años, y está claro que eso no es un debate, es adoctrinamiento. Usted celebra el maltrato y la humillación a un menor que piensa distinto. Deje de tomarnos por idiotas”, escribió en un mensaje vía Twitter.

Los referentes radicales de la lista Adelante Ciudad también se sumaron a la ola de críticas al jefe del Estado por sus dichos: “El modelo autoritario de la profesora militante es el mismo que el del Presidente. Ambos no saben qué es un debate ni escuchar al otro. Como la docente, Alberto Fernández está en una posición de poder de la que se puede hacer uso o abuso. Acá queda claro qué haría”, indicó la pedagoga Mónica Marquina, quien secunda a Rubinstein en la boleta.

En tanto, Facundo Suárez Lastra consideró que Fernández intenta “representar al sector más radicalizado del kirchnerismo y se aleja de ser el presidente de todos que necesita la Argentina”. “Atacar, amenazar e insultar a un alumno por sus opiniones políticas es un acto de discriminación y viola la ética de la función docente. El sumario iniciado es la medida correcta, esperamos que se aplique la sanción correspondiente”, resaltó Suárez Lastra.

Rubinstein no ocultó su indignación por las expresiones del Presidente: “¿Debatir es que un docente les grite consignas políticas a sus alumnos? No, Fernández. Eso no es debate y menos si se hace desde una posición de poder”, indicó ante la consulta de LA NACION.

El exfuncionario de Macri remarcó que el 50% de “los estudiantes secundarios no termina la escuela”. “¿Por qué no debatimos mejor las razones de la tragedia educativa?”, concluyó.

La dirigencia bonaerense de Juntos por el Cambio había promovido ayer un pedido de interpelación de Agustina Vila, la directora general de Cultura y Educación de la provincia. Con las firmas de los diputados Alex Campbell y Sergio Siciliano, solicitaron que Vila informara verbalmente sobre el comportamiento de la docente. El objetivo era forzar al gobierno bonaerense a pronunciarse sobre el tema. Finalmente, el Presidente sorprendió con su defensa.

Campbell afirmó hoy: “Militaron escuelas cerradas un año y medio, hicieron que medio millón de chicos se cayeran del sistema. Ahora el peor presidente de la historia [por Fernández] nos dice que adoctrinar en las aulas es formidable, que atacar alumnos y gritarles es debatir”.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry