La bajante que continúa en el río Paraná, pone en jaque a las estaciones de servicio en el Chaco, y algunas ya se están quedando sin combustible para comercializar, (la YPF de la Guemes Don Bosco hoy no estaba vendiendo). Si bien desde Buenos Aires las petroleras estarían contratando mayor cantidad de camiones que logren llegar a las provincias afectadas, la normalización podría extenderse durante cuatro semanas más.

La situación es la misma desde hace tres semanas: Las barcazas no pueden atracar en los depósitos de Shell e IPF ubicados en los puertos de Barranqueras y Vilelas y esto podría demorarse en normalizarse entre tres o cuatro semanas más, por lo que los problemas de desabastecimiento continuarán.

“Las estaciones comercializan la totalidad de combustible que reciben pero las que recibían un camión diario, hoy reciben entre dos o tres semanales. El abastecimiento se redujo hasta un 50 por ciento en algunos casos. En el interior el contexto es más problemático porque hay estaciones que pasaron tres o cuatro semanas sin abastecerse”, dijo Oscar Gaona, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco, (Cecach), en contacto con Primera Línea.

Cabe mencionar que si bien la primera empresa en tener problemas fue Shell, una semana después no recibían las barcazas de YPF y hoy en día la situación afecta a todas las empresas.

“Están faltando todos los productos. Al principio faltaba el gasoil porque las petroleras ponían

cupo a las estaciones de servicio, pero el problema se fue generalizando”, indicó.

Gaona dio a conocer que a nivel nacional, las petroleras contratan mayor cantidad de camiones para lograr solucionar el problema lo más que se pueda, intentando así paliar el faltante.

Por otro lado, dijo que las estaciones de servicio siempre buscan preservar a los cuentapropistas, (transporte público de pasajeros, policías, ambulancias, bomberos), por lo que estos vehículos tendrían garantizado el combustible. “También tenemos que preservar para nuestros camiones que abastecen de nafta, porque sino sería algo así como ahorcarnos nosotros mismos”, graficó.

El dragado de Barranqueras

Gaona reconoció que el río Paraná está atravesando una bajada histórica, y que ésta es la principal causa del problema que están teniendo, sin embargo, aclaró que si se contaba con el dragado del puerto de Barranqueras, el desabastecimiento no hubiese sido tan prolongado.  “Si el riacho hubiese tenido un mejor dragado, al menos este problemas no sería de los últimos 20 días, sino de los últimos 10. El dragado permitirá mayor cantidad de tiempo, y recién ahora se está estudiando la posibilidad de dragar el riacho. Esperemos que se termine de una buena vez”, dijo.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry