El viernes por la mañana, en la Casa del Chaco en Buenos Aires, el Instituto de Cultura del Chaco y el Club del Disco firmaron un convenio a través del cual el Coro Qom Chelaalapí tendrá su disco de vinilo y su música ancestral comenzará a recorrer el mundo. La edición será limitada pero a través de las redes se prevé un “alto impacto” en mercados como Estados Unidos, Europa y Japón. Participaron de la firma del convenio el presidente del Instituto de Cultura del Chaco Héctor Bernabé, uno de los titulares del Club del Disco Germán Andrés, el director del Coro Claudio Largo y el productor del Coro Sebastián Fernández.

Héctor Bernabé aseguró que el disco “es un viejo sueño, no sólo del Coro sino del Gobierno del Chaco, de incorporarlos en la industria del disco y de propiciar el acceso a cobrar derechos de autor e intérprete”. “El Coro era parte de Chaco el Secreto de Argentina y ahora los conoce el mundo” celebro el titular de la cartera cultural.

Remarcó que el gobernador Domingo Peppo “estuvo muy atento a que esto se pueda realizar” y afirmó que tras la firma del convenio, el coro comienza “una nueva vida en la etapa musical, que nos representa desde nuestras raíces más profundas”.

El Coro, Patrimonio Viviente de la Humanidad, cuenta con una fuerte demanda tanto nacional como internacional pero tenía una “cuenta pendiente”, aclaró Bernabé y aseguró que ésta es una “esperada reivindicación”. Al respecto explicó que, a través del Instituto de Cultural “comenzará recibir lo que le corresponde” y que tanto desde la institución como desde el Gobierno provincial “continuará recibiendo el apoyo y acompañamiento que amerita”.

 

Imaginar otro mundo

Claudio Largo, director del Coro, se mostró emocionado con lo que definió como un “reconocimiento” a más de 55 años de trayectoria. “Es un sueño y cuando nos reunimos a hablar sobre la firma, la mayoría no podía creer”, aseguró.

El titular del elenco estable del Instituto de Cultura del Chaco afirmó: “Los zorzales están volando por el mundo”. También confesó que “tras un año de trabajo, escuchar nuestras voces más la música electrónica nos hacía imaginar otro mundo”.

 

Mayor disponibilidad y relevancia

Germán Andrés, uno de los titulares del Club del Disco y facilitador de que la iniciativa se convierta en realidad, aseguró que a través de este disco, que definió como “una edición muy cuidada” y un “producto de lujo”, el Coro recorrerá el mundo y que “a través de internet y las ventas del disco de vinilo obtendrá un porcentaje y también cobrará los correspondientes derechos de autor e intérprete”.

Andrés destacó la importancia de que el disco no sólo esté disponible virtualmente sino el “gran alcance que tendrá a partir del mix con la música electrónica. “Es un orgullo ser parte de la producción para acercar la música a nuevos públicos” aseguró.

La edición en vinilo y apta para “coleccionistas” se distribuirá desde Buenos Aires para disquerías argentinas, y mediante una “comunicación estratégica” se apunta en especial a la Región NEA y países comoParaguay y Chile.

Consideró que el disco va a tener un “buen impacto” y auguró una llegada “exitosa” a Estados Unidos (uno de los lugares con muchos fans e interesados en la música étnica mundial), Europa (como antena expansora de tendencias) y Japón, donde el Club del Disco tiene “buena presencia” y buen margen de “seguidores”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry