El 16 de julio de 2010 apareció muerta de dos balazos en un descampado Johana Casas, una joven modelo que murió en el acto. Su gemela Edith se casó con uno de los condenados, Víctor Cingolani.

La ciudad de Pico Truncado ya no fue la misma tras conocerse el caso hace una década de la joven que se casó con el hombre condenado por el asesinato de su hermana gemela.

Edith Casas dio a conocer en redes sociales que se encuentra en una nueva relación, según contó el diario La Opinión Austral.

El 16 de julio de 2010 apareció muerta de dos balazos en un descampado Johana Casas, una joven modelo que murió en el acto.

Johana tenía una gemela, Edith. Ella fue protagonista de una historia de amor y terror que llegó a conmocionar a toda la Argentina y que llegó a medios internacionales, porque comenzó a tener una relación con Víctor Cingolani, uno de los imputados en el crimen de su propia hermana.

Edith se enamoró de Cingolani, al punto de casarse con él y provocar la indignación de la localidad, del país y del mundo, que se hacía eco de este particular caso.

Ahora se conoció que Edith y Cingolani terminaron su relación. En el último cumpleaños, la mujer sorprendió a su familia con una remera que daba cuenta que estaba embarazada. La ropa tenía inscripto en la parte delantera: “Ella es mi mamita, acá estoy creciendo”, con la imagen de un bebé.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry