La interna feroz de la familia de Diego Maradona era una bomba latente, y explotó en Los Ángeles de la Mañana, cuando Ana María Maradona, la mayor de los ocho hijos de Doña Tota y Don Diego, apuntó contra Claudia Villafañe, Dalma y Gianinna Maradona. Todo fue a cuento del testimonio de Yanina Latorre respecto de que el Diez se hacía cargo de mantener a gran parte de su familia directa.

Furiosa, Ana salió al aire para cruzar a Yanina: “Esta señora que está hablando no sabe nada, está mandada por la familia, por las hijas de mi hermano”. Tras la reacción de la panelista, Ana retrucó: “Ni mis hijos ni los hijos de mi hermanas vivían de Diego.

Era muy generoso, a veces nos regalaba algo, pero nosotros nunca vivimos de él. Como ellas vivieron, porque sin Diego no habrían sido nada… Que se queden calladas y no nos entierren a nosotros. Encima del dolor que tenemos, que nosotros sí que tenemos dolor, no como ellos por el testamento o lo que tengan que hacer. A nosotros nunca nos interesó eso”.

Dos años atrás, Ana y Kity Maradona habían visitado Intrusos, y ella se justificó frente a las chicanas de Latorre: “La nota que pasaron nuestra con Jorge Rial fue porque nos mandó Diego. Fue la única. Nosotras nunca hicimos nota. Él nos mandó para que lo defendiéramos y contáramos que tenía familia porque estaba abandonado de las hijas. ¿Cuándo fueron a verlo? ¡Nunca! ¡Jamás! Eso sí que lo puedo comprobar”.

Filosa, aclaró: “Nosotros no estamos en contra de ellas. Ellas están en contra nuestra, no sé por qué. Que hablen ellas, me llamen y me digan los motivos. No sabemos por qué. Nunca estuvimos en su contra”. Cuando Ángel hizo foco en el dardo que les lanzó a sus sobrinas, Ana argumentó sin filtros: “No hubieran sido nadie si no fuera por su padre, y Claudia tampoco. Si eran hija de Juan Pérez no iban a estar donde están”.

En cuanto al final de la vida de Diego, su hermana mayor detalló: “Lo veíamos triste, pero Éramos nosotras (sus hermanas) las que Lo veíamos. Preguntale a sus hijas cuándo lo vieron. Nunca nos encontramos con Dalma y Gianinna, Jana sí estaba. Verónica Ojeda iba con Dieguito Fernando”.

“La última vez que lo vi fue en marzo. Como soy persona de riesgo, por la pandemia no quería llevarle… pero sí estábamos en contacto por teléfono. Y cuando se internó estábamos todas sus hermanas ahí. La última de mis hermanas que lo vio tras la externación fue mi hermana Kity, nosotros lo vimos en el sanatorio, después de la operación. Hablamos del amor, cariño y respeto que le teníamos.

Porque nosotras sí le teníamos respeto”, concluyó Ana Maradona con un duro palito contra Claudia Villafañe, pero sobre todo contra Dalma y Gianinna.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry