En algunos municipios, se retornará a los entrenamientos.
En algunos municipios, se retornará a los entrenamientos.

La Federación Chaqueña de Fútbol confirmó el protocolo para el inicio de los entrenamientos en las distintas ligas de la provincia, aunque supeditado a la realidad social y sanitaria de cada jurisdicción. El documento fue presentado a las autoridades del Instituto del Deporte para obtener su autorización.

El modelo formal que fue puesto a consideración de los funcionarios está sujeto a los vaivenes de la pandemia, teniendo en cuenta que el propio Consejo Federal de la AFA dio marcha atrás con algunos anuncios que había realizado, entre ellos el regreso a las prácticas de los equipos del Regional Amateur y su posible postergación hasta el segundo semestre del año próximo.

Según exponen en el documento, las directrices “han surgido luego de numerosas conversaciones, información al respecto brindada por especialistas, modelos de protocolos implementados por diferentes ligas y de distintas reuniones celebradas entre dirigentes”, que dan forma al “regreso a la normalidad luego de un período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”.

Previo a las pautas establecidas en el protocolo aclaran que “es fundamental entender que sólo se podrá jugar al fútbol cuando la situación epidemiológica lo permita, al mismo tiempo que se garantice la seguridad de los deportistas, personal específico, árbitros, público aficionado y de la sociedad en general”.

Por tal motivo observan que “no se puede jugar al fútbol mientras estén vigentes las medidas estrictas de prevención”, y establecen que “cuando se alivien las restricciones a la circulación de personas, habrá una nueva normalidad. Consideramos que la relajación de las limitaciones será gradual y de acuerdo al calendario propio establecido por las autoridades nacionales”.

Desde la Federación Chaqueña de Fútbol se indicó que el protocolo deberá ser adaptado a la situación de cada club y del contexto socio-sanitario de cada localidad. Añade que “el club deberá tener y presentar una nómina con datos personales de las personas que realicen entrenamientos”, y que se deberá capacitar a los deportistas sobre las normas a seguir en el desarrollo de las sesiones de entrenamientos, desde el ingreso hasta la salida.

Más adelante exponen entre las responsabilidades que “cada institución, a través de su comisión directiva, tendrá la obligación de velar por el estricto cumplimiento de las medidas establecidas en el presente protocolo” y que los clubes deberán informar al área de deportes de cada Municipalidad, el nombre y apellido del coordinador designado por la institución y un responsable de la Comisión Directiva como supervisor del cumplimiento del protocolo.

Para facilitar la reanudación de los entrenamientos consideran importante mantener de manera estricta medidas generales de higiene y distanciamiento, entre ellas prohibir la permanencia de cualquier jugador, miembro de cuerpo técnico, personal administrativo o demás colaboradores que presente síntomas gripales o de infección de vías respiratorias superiores.

Además, todo caso sospechoso deberá ser informado inmediatamente a las autoridades de salud local, y el club deberá garantizar la limpieza de baños, antes y después de cada entrenamiento y la provisión de elementos de higiene como jabón, alcohol en gel y rollos de servilletas de papel para el secado de manos y sus adecuados recipientes para arrojar el material desechado.

Mientras se indica que tanto el personal y dirigentes deberán utilizar tapaboca o barbijo, expresa que los jugadores y cuerpo técnico deberán quitárselos para realizar la práctica deportiva; y los futbolistas deberán llevar su botella para hidratarse, alcohol en gel y toalla para uso personal, los que no podrán intercambiar con los compañeros.

Especifica que al arribar al predio, a los jugadores se les tomará la temperatura y deberán estar con ropa adecuada para el entrenamiento, y al finalizar deberán retirarse tal cual ingresaron. Deberán presentarse al menos 30 minutos antes de cada sesión de entrenamiento a fin de que el coordinador designado por el club realice una breve entrevista y examen correspondiente.

Los entrenamientos serán en grupos de 6 jugadores en cancha reglamentaria dividida en sectores, manteniendo el distanciamiento físico y siempre el mismo grupo; y las charlas se realizarán por grupos y con distanciamiento de 2 metros. Se deberá procurar entrenamientos cortos, de entre 50 y 60 minutos de duración.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry