Tras los hechos acaecidos en el Hotel Gualok, donde la Justicia de Paz y Falta provincial procedió al desalojo de manifestantes que llevaban 16 días acampando en el lugar, la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales del Chaco se solidarizó con el equipo interviniente.

En dicho procedimiento, la jueza que lo encabezó recibió agravios y amenazas por parte de los manifestantes, lo que derivó en una denuncia posterior.

Por esto, la Asociación de Magistrados también rechazó “las actitudes anti republicanas de quienes con su conducta originan la obligada intervención judicial, a efectos del restablecimiento del orden alterado y en pos de la seguridad ciudadana, y luego cuestionan con agravios personales la acción de la autoridad ante su injustificado accionar”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry