Juicio a Alberto “Japo” Verón: la fiscal pidió ampliar la imputación al acusado

Alberto “Japo” Verón está acusado de abusar de un niño de 7 años en el 2014. Tras permanecer cuatro años prófugo, se entregó y finalmente es juzgado por tan aberrante hecho. La condena que podría solicitar la querella es de hasta 40 años de prisión.

63

El pasado viernes 27 de septiembre, comenzó el juicio contra Alberto “Japo” Verón, acusado del abuso de un niño de 7 años en el año 2014, en Resistencia. Por lo sensible del caso, la Fiscalía dispuso que se haga a puertas cerradas.

En el inicio de este proceso, Verón no declaró y había pedido retirarse luego de que se leyó la acusación y posteriormente declararon los médicos forenses y estaban previstos para este viernes los alegatos.

Sin embargo esto no sucedió, puesto que la fiscal del caso Daniela Meiriño, decidió pedir la ampliación de la imputación por el “delito de corrupción agravada” por haber hecho participar a su propio hijo; y el miércoles 16 de octubre en la sede de la Cámara del Crimen Nº 1 será la ronda de los alegatos.

La condena que podría solicitar la querella es de hasta 40 años de prisión “por la gravedad del hecho. En este sentido, están citados los médicos expertos del Garrahan, para cuantificar el daño y en virtud de ello vamos a plantear el máximo de la pena”, aseguró Pereyra.

La causa fue elevada a juicio con la calificación de “abuso sexual gravemente ultrajante en carácter de autor mediato en concurso real con abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado por resultar un grave daño en la salud física y mental de la víctima, por ser cometido por la concurrencia de dos personas y la participación de un menor de edad, en carácter de autor”.

Cabe recordar que el “Japo” Verón, estuvo prófugo y circulaba por la ciudad trabajando de remisero, hasta que una campaña y la oferta de 500 mil pesos como recompensa motivaron que se entregara, en octubre de 2018.

El tribunal colegiado que lo juzgará está integrado por Hilda Cáceres, Glenda Viudarte y María Virginia Ilse.

El martirio del pequeño abusado

Está internado en el Hospital Nacional de Pediatría Garrahan y fue sometido a repetidas operaciones. Tiene una colostomía y prácticamente no puede comer.

La denuncia de la violación fue hecha por un médico que lo atendió después de que el nene guardara silencio varios días como consecuencia de las amenazas de muerte de su agresor, que encendió una máquina de cortar césped para ahogar sus gritos.

El médico comprobó que el niño tenía desgarros, graves lesiones en los intestinos, y un cuadro de destrucción interna.

El adolescente integrante de la familia de Verón que participó del hecho obligado por el acusado está en libertad y ya es mayor de edad.