El dirigente social y referente del partido Patria Grande Juan Grabois planteó como condición para que su fuerza acompañe un eventual acuerdo con el Fondo Monetario Internacional la implementación de un salario básico universal. “Si no, no cumpliremos con la disciplina de bloque”, advirtió.

El economista Itaí Hagman y el cooperativista de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Federico Fagioli, representan -desde 2019- como diputados al espacio Patria Grande dentro del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja. Ellos serán la voz de Grabois en la discusión.

El líder de Patria Grande reiteró su rechazo a un entendimiento con el organismo con base en Washington, pero consideró que hay un criterio mayoritario entre las principales fuerzas políticos para avanzar en ese sentido.

“Frente a un plan plurianual de garantías para el FMI, tiene que haber un plan plurianual de garantías para el pueblo pobre de la Argentina”, afirmó Grabois este martes en declaraciones a C5N.

El también referente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular señaló que ese proyecto debe incluir “un salario básico universal para los 9 millones de argentinos que no tienen ingresos regulares para sostener una vida”.

Grabois sostuvo que se trata de una “pequeña negociación” que su sector piensa plantear dentro del Frente de Todos. Y en caso de que no haya recepción hacia su pedido, lanzó una advertencia. “Entonces nosotros no votaremos el acuerdo. No cumpliremos con la disciplina de bloque”.

El dirigente social señaló que, en 2018, cuando Mauricio Macri negoció la firma del préstamo por 45.000 millones de dólares, él le entregó una nota a las autoridades del FMI en la que expresaba que esa deuda podía ser considerada “odiosa en los términos de la jurisprudencia internacional”.

“Me ayudó [Axel] Kicillof [a redactarla]”, recordó y citó que varios de los legisladores que hoy ocupan una banca firmaron ese documento.

De esta manera, el referente de la CTEP sostuvo que existe una “disonancia entre el discurso político, que está en la nube de la abstracción, y la realidad de la vida de las personas”.

Y ahondó: “Creemos en la necesidad de un plan quinquenal, pero no de metas fiscales para el Fondo Monetario Internacional o para darle previsibilidad a ciertos empresarios, sino para darle previsibilidad a nuestro pueblo y a nuestras futuras generaciones”.

Durante la entrevista, Grabois también se refirió a la situación en Brasil con la gestión de Jair Bolsonaro y emitió una opinión, a modo de diagnóstico, sobre los desafíos de la región: “Ni los relatos del progresismo descafeinado ni el de los machos alpha pistoleros resuelven los problemas que hay en la sociedad”.

En ese sentido, se sumó a las críticas hacia el Gobierno sobre la falta de un rumbo fijo. “Quiero saber qué es lo que vamos a hacer en este país. Pero quiero hacerlo desde la materialidad, no desde la abstracción de los teoremas financieros”, indicó. Y remarcó: “La materialidad tiene que ver con la tierra, el techo, el trabajo, la irrigación, los hospitales, las escuelas y los alimentos”.

Denuncia en la Oficina Anticorrupción por la ley de envases

Como dirigente de la CTEP, Juan Grabois defendió la ley de envases, que ha generado cierta polémica en el último tiempo. Y al respecto, contó que los cartoneros “están muy agradecidos con el presidente Alberto Fernández” por su presentación.

En medio de las controversias, el referente de Patria Grande desmintió que la iniciativa repercuta en una suba de los precios. “No va a encarecer nada. Lo que va a hacer es fomentar envases más ecológicos”, aseguró. Insistió en que el objetivo de la iniciativa es que las empresas paguen “una tasa por el pasivo ambiental” que generan.

Asimismo, Grabois cruzó a la Cámara de Comercio de Estados Unidos. Según denunció, la entidad ofreció estadías en Estados Unidos a los legisladores que aprobaron el dictamen de la ley de envases en Comisión.

“[La Cámara] le regaló pasajes a una conferencia en Washington a todos los diputados que votaron el dictamen, y varios agarraron”, sostuvo. Y amplió: “Lo denuncié en la Oficina Anticorrupción, pero me parece que no me van a dar bola”.

Incluso dijo que, tras la controversia, un diputado envió una nota a la presidencia de bloque en la que explicó que “se había equivocado” al tocar el botón “cuando votó a favor del dictamen”.

La ley de envases, que es resistida por sectores empresarios y espacios opositores, propone gravar con una tasa de hasta el 3% todos los productos envasados.

Fuente: La Nación

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry