En el día de ayer fue firmada la orden de libertad por el fiscal Lucio Otero, dirigida al Jefe de Investigaciones de la Policía del Chaco, donde se ordena la “inmediata libertad” de Susana Fernández bajo caución juratoria y de su hermano Ismael Fernández bajo la misma modalidad.

Es decir que ambos fueron liberados bajo la promesa de presentarse siempre que sea llamada por la jueza de la causa y fijar domicilio.

Los hermanos Fernández son investigados en la causa caratulada: “Rey, Héctor Horacio; Lugo, Roberto Marcelo; Fernández, Susana Beatriz, Fernández Ismael Ángel s/violación de los deberes de funcionario público en curso”. Además, en el fuero federal, Susana está acusada de lavado de dinero agravado por habitualidad y ser miembro de una banda, en calidad de partícipe necesario.