Según manifestaron estudiantes universitarios en un comunicado, el sector de actividades de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) atraviesa en la actualidad un importante deterioro, al punto tal de que pone en riesgo a los estudiantes, profesores y vecinos del establecimiento. Aseguran que el reclamo data desde hace varios años atrás, y que hasta el momento no hay respuestas.

Sostienen que en el lugar los cables con electricidad están a pocos centímetros de altura, las tejas y maderas cayendo al suelo y es demasiado el peligro por el cual los estudiantes pasan día a día.

Los denunciantes esperan que “esto llegue a las personas y al gobernador para que se pueda solucionar, ya que hace años no hay respuestas”.


COMPARTIR