En General San Martín, una rápida intervención policial impidió que se lleven de los panteones y nichos más de 50 placas de metales. Los agentes continúan la investigación para dar con los responsables. Los elementos se encuentran en la Comisaria a la espera de que familiares los retiren.

El hecho ocurrió el sábado, poco antes de las 19.30 dijeron ayer fuentes policiales. La encargada del Cementerio San Francisco de Asís, ubicado por la ruta provincial N° 90 de esa ciudad, se comunicó con la comisaría local para denunciar que una pareja intentaba llevarse elementos de los sepulcros.

Rápidamente, un móvil de la comisaria General San Martin llegó al lugar y esas personas se habían retirado. En una recorrida por el predio del campo santo, los agentes encontraron abandonadas 30 placas de bronce y otras de otros materiales, que habían sido profanadas de los panteones. Los elementos fueron llevados a la unidad.

La encargada realizo la denuncia e intervino la Fiscalía N° 1 de esa ciudad y en la escena del hecho trabajo Criminalística.

Siguiendo con la investigación, que fue caratulada como tentativa de robo, ayer, a la mañana a las 11, la División Investigaciones Complejas obtuvo información de que otros elementos se encontraban ocultos en inmediaciones del cementerio.

Por ello, un equipo se dirigió a una zona de malezas en cercanías del cementerio y recuperó 22 placas de metal, cinco fotografías y dos marcos de retrato.

Finalmente, trasladaron los secuestros a la Comisaria y la policía continua con la investigación para dar con los autores de este hecho.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry