Anoche, los efectivos de la Comisaría local allanaron dos casas donde se organizaban Bingos Virtuales. Pero… ¿De qué se trata?

Anoche, 24 de octubre, los efectivos de la Comisaría de Comandancia Frías allanaron dos viviendas por apuestas en Bingos Virtuales y encontraron a los moradores con las manos en la masa. Los cartones de Bingo tendidos sobre la mesa y los celulares utilizados por los que se transmitiría el sorteo.

Los policías incautaron 348 bingos familiares de diferentes valores con premios de hasta 3.000 pesos; 03 computadoras portátiles, 05 celulares, cuadernos y hojas con anotaciones del registro de las apuestas; tickets de transferencias.

Éstas fueron pruebas suficientes para que el Fiscal, Francisco Morales Bordón, ordene la aprehensión del principal morador, que quedó alojado en la Comisaría local.

El Bingo Virtual es la reinvención que ha tenido el clásico Bingo que surgió y proliferó durante la pandemia. Pese a ser una actividad ilegal por la que uno puede llegar a ser multado o, incluso, tener una pena de arresto; esta nueva modalidad del juego ha crecido bastante.

Y es que es un “negocio” rentable que casi puede llegar al 100% de ganancias, el costo es muy bajo y se organiza a través de Facebook. Los apostadores eligen en cuál bingo participar, compran sus números por MercadoPago y otras billeteras virtuales y ya están dentro del juego.

Antes de participar, se acuerda una fecha y hora para el sorteo, y éste se transmite en vivo por Facebook Live. Por último, el video se carga en la red para los que no pudieron ver la transmisión. Podría decirse que es la versión “casera” del Bingo Online, que no cuenta con un software específico y tampoco tiene controles por lo que las estafas suelen ser moneda corriente.

Además, se corre el riesgo de que niños y adolescentes hagan sus apuestas y que las personas que sufren de ludopatía, no tengan ningún control ni limitación a la hora de apostar.

El secreto es que, el organizador, no invierte dinero, solo su tiempo para organizar. El pozo que paga los premios se genera con el dinero de los mismos apostadores, lo que hace un negocio redondo para quien organiza; pero no deja de ser una actividad ilegal.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry