Las cifras del Indec desnudan la realidad de muchos hogares.

 

Los últimos datos sobre evolución del ingreso, dados a conocer por el instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), son apabullantes: la mitad de los hogares no alcanza la línea de pobreza, la mitad de los trabajadores gana hasta 10 mil pesos por mes y aumentó la desigualdad de ingresos entre los extremos de la población.

El Indec presentó estos datos en su informe sobre la evolución de la distribución del ingreso del segundo trimestre de este año. El estudio muestra que al tomar el ingreso total de cada hogar, más de la mitad de los hogares relevados no llega a cubrir la canasta básica de pobreza de una familia tipo. Los hogares hasta el quinto decil (cada decil agrupa al 10 por ciento de la muestra) reúnen ingresos por 14.632 pesos frente a una canasta básica de 15.244 pesos.

Más del 20% de los hogares tiene con un promedio de 4689 pesos por lo que se encuentra en situación de indigencia, cuya canasta Básica Alimentaria se encuentra en 6247 pesos. Los hogares más pobres tienen ingresos que van de los 200 a los 6700 pesos, con un ingreso promedio de 4789 pesos.

En tanto, los hogares más ricos presentan ingresos que van desde los 45.000 a los 506.700 pesos, con un ingreso promedio es de 66.742 pesos por hogar.

En el medio de la pirámide social, en el quinto decil, los ingresos van de los 15.000 a los 18.400 pesos, con un ingreso promedio de 16.656 pesos. Entre el tercer y cuarto decil, los ingresos varían entre los 12.500 y 18.500 pesos con ingresos promedios de entre 13.900 y 16.600 pesos. Por debajo del decil más rico, los ingresos entre el sexto y el noveno decil van entre los 18.400 y los 45.000 pesos.

Si se toma en cuenta el ingreso individual del trabajador surge que la mitad de ellos perciben ingresos que no superan los 10.000 pesos por mes. En tanto, el 10% de los que más ganan explican el 30,5% del total de los ingresos, mientras que el 10% más pobre percibe apenas el 1,4% de la masa salarial total.

Así,  los ingresos del 10% de la población más adinerada resultó 17 veces mayor que el que percibió el 10% más pobre, lo que implicó un crecimiento en la desigualdad, debido a que un año atrás la relación era de 16 veces mayor.

El Indec precisó que el 10% de la población de mayores ingresos percibe entre $ 25.000 y $ 500.000 mensuales, mientras que el decil inferior obtiene entre $ 70 y $ 3.000 en similar período. En ese contexto, durante el segundo trimestre del año, el Coeficiente de Gini fue de 0,428 puntos, frente al 0,427 de igual período del año pasado. El Coeficiente de Gini marca mayor equidad en el ingreso cuando tiene a cero.

Fuente: Tiempo Argentino

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry