Fernando Almeida es un chico correntino de 13 años que sufre "miocardiopatía dilatada por influenza B", y necesita un nuevo corazón para seguir viviendo. Su mamá indicó que, tras la internación del chico en el Hospital Garrahan en Buenos Aires, los médicos le dijeron que no estaba en condiciones de recibirlo y volvieron a Corrientes.

En el documento expandido por el INCUCAI a la familia de Fernando especifican cuestiones médicas por las cuales lo rechazaron de la lista de espera para recibir trasplantes. Aducen que el niño no "soportará" la potencia de la droga que le podría dañar el riñón y el hígado, pero también tomaron en cuenta las condiciones "familiares y sociales".

María Elena, su mamá, indicó a Radio Sudamericana: “Los médicos me dijeron que Fernando no estaba en condiciones de soportar el trasplante. Me dijeron que por la droga que tiene que recibir, su riñón y el hígado no van a aguantar”, indicó. “Los médicos me dijeron que no hay nada para hacer, no hay tratamiento. Hay que esperar nomás”, expresó la madre.

En el documento expedido por el centro de Salud de Buenos Aires -según manifestaron-, se detalla que-además de la cuestión física- se evaluó las condiciones familiares y sociales. "Teniendo en cuenta el diagnóstico, la condición social y familiar (...) se concluye que el paciente no reúne criterios para ingresar en la lista de trasplante cardíaco del INCUCAI", detalla el comunicado.

Fernando, es el segundo de siete hermanos de una familia cuyo sostén es el padre, que trabaja como albañil haciendo changas en Virasoro. "Mi esposo es albañil, hay temporadas que tiene trabajo y otras que no. Yo soy ama de casa y estoy separada”. El chico fue tratado primero en el hospital de Virasoro, luego trasladado al Hospital Escuela y finalmente derivado al Garrahan para esperar un trasplante.

Fuente: El Litoral

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry