9-7-2014, Empresa de manofactura medica de implantes mamarios Establishment Labs, implementación de microchips en los productos, Adrian Soto para el financiero.

Los implantes mamarios han tenido un progreso tecnológico que representa un beneficio para los pacientes. Se trata de una prótesis que  incluye un microchip interno capaz de concentrar toda la información del producto. En la Argentina el primer implante de este tipo se realizó en marzo pasado en el Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires.

En diálogo con Télam, el jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Italiano, el doctor Hugo Loustau, indicó: “Este implante llamó la atención por el chip,es un recurso identificatorio, es un chip pasivo, un transponder, por lo tanto puede ser identificado externamente, esta posibilidad permite que la información que se puede colocar en ese chip -el número de serie, de lote del implante que se vincula a su vez con el día de fabricación del mismo- sea verificada con sólo pasar un scanner cerca del paciente”.

En diálogo con Télam, el doctor Brian Kinney  -profesor de Cirugía Plástica en la Universidad de California y presidente de la Fundación Educativa de Cirugía Plástica de los Estados Unidos- fue consultado sobre los adelantos que presentan estos implantes con chip. “Hay dos puntos sobre estos implantes -explica Kinney-  y la tecnología para el futuro. Uno es que, al diseñar la superficie del implante usando la nanotecnología  impacta en la interacción celular, lo que implicaría una disminución de la cicatrización, y además nuestra información temprana sugiere menos pechos duros”.

“El segundo punto- continúa- es que la nueva tecnología parece tener una tasa de ruptura muy baja, con lo cual no nos preocupamos tanto por eso, además no hemos visto la doble cápsula, y a nivel biológico no vemos que mucha inflamación”.
Además el cirujano e investigador ahondó sobre los adelantos que se están dando y que están en plena fase de experimentación de laboratorio.

“Ya hemos podido demostrar en el laboratorio que podemos medir el PH. Si usted tiene una infección, su temperatura también podría subir, así que podemos medir la temperatura en el laboratorio, y si algo se vuelve más ácido, debido a veces a las secreciones producto de una inflamación, ya hemos estado trabajando en esta tecnología. En el futuro, tal vez algún día lo podremos introducir a las mujeres para que monitoreen su salud por su seguridad”, afirmó Kinney.

El implante mamario es -según el libro “En el consultorio de cirugía plástica” del doctor Patricio Jacovella- “el conjunto de técnicas quirúrgicas tendientes al aumento del tamaño de las mamas, mediante el implante de prótesis, diseñadas especialmente para uso médico”.

Jacovella, jefe de la división de Cirugía Plástica del Hospital de Clínicas, también dirige la carrera de especialista de la UBA. Ante Télam, argumentó: “Los implantes con chip tal vez sean el último adelanto que se ha hecho. Este informa sobre el número de lote, la marca y el tamaño del implante mamario, por ahora, sería conveniente que además informase -en el futuro, ya lo he sugerido a la marca productora- sobre la temperatura y sobre el volumen, es decir si aumenta la temperatura, para sospechar que puede haber una infección o si se rompe o ha disminuido el volumen”.

Cuando a una paciente se la opera de mastoplastia de aumento se le entrega una etiqueta autoadhesiva con el implante, sumado a la tarjeta de implante de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). “Lo del chip me parece extraordinario -destaca el doctor Jacovella-; lo ideal es que el chip contenga más datos, los implantes tienen muy buena textura y controles de calidad”.

Estos implantes fueron presentados en el  Congreso Internacional de la Federación Iberolatinoamericana de cirugía plástica el año pasado en Uruguay y este año tendrá lugar en el Simposio Siglo XXI organizado por la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires.

Por su parte el doctor Omar Ventura, presidente de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, expresó: “El avance del chip por el momento tiene importancia por la trazabilidad del producto y no del estado del producto, seguramente en el futuro se pueda tener la información de como se encuentra el producto”.

El doctor Sergio Korzin, miembro de la SACPEyR, explicó que se está hablando de la implementación de un sensor de temperatura pero aún no está en el mercado. “Hoy en día de lo que se trata es de una etiqueta que está por dentro del implante y para un paciente no precavido que pasan los años y no guardó la tarjeta que viene en todas las prótesis, y  que es obligatoria entregar a cada paciente es útil”, sostiene el especialista

Para finalizar, el doctor Ventura indica: “Todos estamos a la espera de avances en los implantes mamarios, pero eso además tiene que ver con las técnicas empleadas, ya que también evolucionamos los cirujanos plásticos, no tenemos que estar esperando solo que lleguen nuevas prótesis, sino que la formación y la experiencia del cirujano siga evolucionando”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry