Luego de recoger los testimonios de vecinos, la Policía pudo identificar los cuerpos, encontrados ayer en Villa Cáceres de Sáenz Peña, calcinados. Eran padre e hijo y ambos vivían en situación de extrema pobreza.

De investigaciones realizadas y declaraciones testimoniales obtenidas las personas fallecidas fueron identificadas como “Tito” Molas y Virgilio Molas de quienes, hasta el momento, se desconoce las edades ya que no encontraron sus respectivas documentaciones en el lugar del trágico suceso.

Ambos residían en una precaria choza en el lugar donde fueron encontrados sus cuerpos, rodeado de basura y diversos elementos en desuso.

Se pudo saber que uno de ellos -“Tito” Molas- estaba denunciado como desaparecido de la Sala de Salud Mental del Hospital 4 de Junio. La exposición la había realizado el médico de dicho servicio, Marcos Carballo, quien detalló que el hombre se retiró del nosocomio sin el correspondiente alta médico.

El Hecho

Durante la tarde del jueves, alrededor de las 19.30, dos cuerpos fueron encontrados calcinados en la calle 0 entre 51 y 53 de Villa Cáceres, en Sáenz Peña.

La Policía encontró los cuerpos al ingresar en la zona boscosa a unos 50 metros aproximadamente.

Estuvieron presentes en el lugar efectivos de la comisaría Cuarta e intervino el personal de Gabinete Científico.