Una denuncia por un hecho aberrante llegó hace pocas horas a la Justicia rosarina. Los padres de una nena de 11 años reportaron que su hija fue supuestamente violada en el baño de la escuela primaria José Ortolani, ubicada al norte de la ciudad, por un compañerito de séptimo grado.

La menor fue revisada por un médico de guardia que constató lesiones genitales. Ahora la menor será sometida a distintos estudios mientras los investigadores intentan determinar quién habría sido el agresor.

Según la denuncia realizada en la madrugada del viernes, a la que tuvo acceso Infobae, la madre de la chica contó que desde el martes pasado notaba extraña a su hija. Explicó que la menor no se dejaba abrazar y que pasaba varias horas encerrada en su habitación.

Incluso, relató que el jueves por la tarde la nena le dijo que se sentía mal y que había encontrado algunas manchas de sangre en el papel higiénico luego de que fuera al baño.

“Pensé que se trataba de menstruación pero me llamó la atención que me decía que le dolían sus partes íntimas y no el abdomen como nos pasa a las mujeres en esos casos. Me terminé de asustar cuando se fue a su habitación llorando”, afirmó la madre.

“Ese mismo jueves a las 20 vino a mi casa la madrina de la nena. Le expliqué la situación y ella se encerró con mi hija en la habitación para hablar a solas. Al rato me llaman y mi nena me cuenta todo lo que había pasado”, relató la mujer en su denuncia policial.

En su explicación ante los efectivos del área de investigación de violencia de género, sexual y familiar, la madre realizó un relato preciso y detallado de lo que le contó su hija.

“Me dice que el martes, cuando se encontraba en el baño de la escuela con otras amiguitas, cerca del horario de salida, se metió un chico que describió como alto igual que su papá.

Dijo que estaba con barbijo, gorra y el chalequito del cole. Me explicó que las otras nenas salieron corriendo pero ella quedó encerrada con él”, siguió la madre.

En el documento de la denuncia quedaron plasmadas las palabras de la madre donde relata el abuso sexual que habría sufrido su hija, que incluyó una supuesta penetración.

La nena, según su propio relato, salió luego del baño y se fue a su aula aunque no dijo nada.

La mamá recordó que ese día, cuando pasó a buscar a su hija por la puerta del colegio, la menor no se dejó abrazar, algo que le resultó sumamente extraño. “Después cuando llegó a casa se encerró en su pieza y se tiró a dormir, cosa que no hace jamás”, aseveró.

La denunciante explicó que, luego de que su hija le contó del presunto abuso, fue inmediatamente al Hospital de Niños de Zona Norte donde una médica de guardia revisó a la menor y comprobó que tenía lesiones compatibles con un posible abuso sexual. Entonces, le recomendó ir a la policía.

La denuncia que hizo la mujer recayó en el Juzgado de Menores de la 3° nominación, según contaron en el programa “El noti de A24″.

La Justicia ordenó de inmediato la realización de estudios médicos más exhaustivos y una entrevista a la menor con una psicóloga.

En dialogo con este medio, los padres de la nena aseguraron que desde el colegio les brindaron apoyo pero les pusieron condiciones: “Nos dijeron que iban a colaborar en la investigación siempre y cuando no divulguemos el tema en los medios, pero nosotros queremos que se haga visible para que ninguna otra nena sufra lo mismo y haya más cuidados y controles”, aseguraron.

Debido a que la denuncia es reciente, las tareas investigativas para dar con el autor comenzaron en las últimas horas. De hecho, en el juzgado se evalúa por estas horas si la víctima está en condiciones o no de realizar una declaración en cámara Gesell. Por lo pronto, de manera informal, la menor ya habría aportado un nombre.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry