El exproductor de cine Harvey Weinstein, bajo arresto en el centro médico en una cárcel de Los Ángeles, no testificará en el juicio que enfrenta con siete cargos de agresión sexual y dos de violación, según declaró su letrado Mark Werksman ante el tribunal.

Después de un descanso de una semana durante el Día de Acción de Gracias, se reanudó este lunes el juicio en los tribunales de Los Ángeles ante la jueza Lisa B. Lench.

El abogado de Weinstein le dijo este lunes por la mañana a la jueza que era decisión de su cliente no subirse al estrado para declarar, tal como tampoco hizo durante el proceso judicial en Nueva York.

Su cliente no iba a testificar, tal como ocurrió durante el juicio en Nueva York, consignó el portal especializado Variety.

Con dos cargos pendientes en el Reino Unido, donde fue demandado por cargos de agresión a una mujer que habrían tenido lugar entre julio y agosto de 1996, Weinstein -a través de su abogado- acusa a las víctimas de realizar "acusaciones falsas e indemostrables".

Al comienzo del juicio, Werksman sostuvo que aquellas mujeres aceptaron tener interacciones sexuales consensuadas con Weinstein pero que, años después, están avergonzadas y mienten sobre lo que realmente sucedió.

"Mira a mi cliente" dijo Werksman señalando a Weinstein él no es Brad Pitt o George Clooney, ¿creen que estas hermosas mujeres tuvieron sexo con él porque está bueno? No, es porque es poderoso", sostuvo ante los miembros del tribunal.


COMPARTIR