Hondo pesar por la muerte repentina del conocido y querido Rubén Horacio Torres, alias “Tortu”, propietario de la verdulería “El Tomate Loco”.

Fuentes policiales informaron que ayer aproximadamente a las 10.50, mediante una llamada telefónica, se tomó conocimiento que una persona de sexo masculino se hallaba aparentemente sin vida en su domicilio.

Inmediatamente una comisión policial se dirigió al lugar mencionado constatando la veracidad de lo informado.

De acuerdo al informe policial, la víctima fue hallada en posición decúbito dorsal sobre la cama matrimonial, en su vivienda ubicada en la calle Dante Tardelli S/N°, del Pueblo Viejo.

Según se supo por comentarios de vecinos, el joven comerciante de 39 años, convivía en su vivienda con su pareja de profesión docente, quien actualmente trabaja en zona de El Impenetrable, con sus dos hijos menores; uno de ellos de 11 años, quien presuntamente  encontró sin vida a su padre.

También presidía la comisión de la cooperadora de la escuela N° 63, y  aparentemente sufría la enfermedad de Epilepsia. También se supo que hace muy poco había fallecido su madre, por el cual también se encontraba muy dolido.

El fallecido fue examinado por la doctora de guardia del hospital local, María Mayol, quien diagnosticó “muerte por paro cardiorrespiratorio, no traumático”.

Posteriormente por orden del fiscal de turno, el cuerpo fue entregado a sus familiares para sus fines póstumos.