Un hacker logró violar la seguridad de una pantalla de publicidad ubicada sobre la calle Preciados, una de las peatonales más populares de Madrid, y proyectó un video pornográfico, según reveló el periódico ABC.

Al ser advertidos por numerosas denuncias al 911, la policía concurrió al lugar donde el monitor difundía imágenes XXX y lo tapó con una manta para cubrir su emisión hasta que los bomberos lograron desactivarlo.

Fuentes vinculadas con la investigación revelaron que la empresa dueña de la pantalla de publicidad aún no han descubierto cómo ha podido producirse el pirateo.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry