Hacer foco en el interés de niños, niñas y adolescentes

168

El ministro del STJ, Rolando Toledo, remarcó que lo que se persigue “es el interés de que los niños, niñas y adolescentes puedan ser formados de una manera inclusiva, completa e integral. De manera que puedan estar en igualdad de condiciones respecto a quienes tuvieron la posibilidad de criarse con sus padres naturales”.

“Los resultados obtenidos hasta ahora en el Chaco no solo son buenos, sino que además nuestro Registro es uno de los que más se utiliza en la Nación e, inclusive, en provincias vecinas”, enfatizó.

En este sentido afirmó: “estamos funcionando bien, dentro de lo que establece la ley nacional de adopción y con las normas procesales que las tenemos muy adelantadas y desarrolladas”.

También destacó la tarea que desarrolla hace años la secretaria Colussi y el compromiso que tiene con este tema.

Por otro lado, Toledo, reflexionó: “si uno, a lo largo de la vida, mira aquellos casos en que los hijos adoptivos se han desarrollado junto sus padres de adopción verán que tienen una asimilación, simbiosis e integración al grupo familiar… en algunos casos son más parecidos física y naturalmente que los hijos naturales”.

“Esto quiere decir que en el hombre, la sociabilidad, las cuestiones que surgen de la crianza familiar, son muy importantes”, concluyó.

Estamos involucrados todos

Por su parte, la secretaria de la Sala Civil, Comercial y Laboral del STJ, Marta Colussi aseguró que en el sistema de adopción “estamos involucrados todos” e indicó: “El Estado tiene, indudablemente, el deber de actuar y sociedad tiene un rol de colaborador, porque es quién están en contacto directo con el niño, niña, o adolescente frente a una situación de vulneración de derechos”.

La funcionaria agregó que, por tal motivo, el RCA se planteó como objetivo central el acercamiento a la comunidad, para lo cual comenzó a organizar encuentros abiertos. Durante estas jornadas brindan información respecto a cómo trabaja el Estado desde el ámbito de los poderes Judicial y Ejecutivo.

Además hicieron reuniones con los postulantes inscriptos para “ayudarlos a transitar la etapa de ofrecimiento activo” de forma que “puedan plantear todas aquellas inquietudes que tienen y que puedan llegar mejor preparados al momento del encuentro”.

“Lo importante a destacar tanto de la ley provincial (como de la que se adecua en concordancia con la ley nacional) es que se establecen tiempos que son importantes de respetar para el órgano, para el poder Estatal, tanto en la etapa de intervención del poder ejecutivo como del poder judicial; para definir derechos y situaciones”, precisó.

En este sentido aseguró que existen tiempos administrativos y también humanos. Son “tiempos subjetivos que el apresuramiento puede conducir a un fin no querido por la ley que es el fracaso de un vínculo y en la conformación de una familia”.

También enfatizó “no hay otro camino llegar a la conformación de una familia que pueda brindar el afecto la contención y satisfacer también las necesidades materiales de un niño niña o adolescente que no la pudo tener en su familia de origen que no sea el camino legal”.

Asimismo relató que para el Estado chaqueño “es muy importante que los niños, niñas y adolescentes de nuestra provincia se inserten en una familia por adopción en un camino en el que se respetan todos sus derechos”. Esto incluye “tanto el proceso de tratar de establecer que permanezca con su familia de origen y, si ello no es posible, en una familia por adopción en la que todos los operadores han intervenido para contribuir a que este vínculo se forme de la mejor manera posible”.

Pública, gratuita, única y judicial

El juez de Niñez, Adolescencia y Familia de Castelli, Gonzalo García Veritá aseguró que la gran pregunta de quienes trabajan en el servicio de justicia en esta región del país debe ser ¿Cómo poder proyectar y construir un acceso a la justicia para niñas, niños y adolescentes que se encuentren vinculados de algún modo con el proceso de adopción?

“Venimos dentro de determinados rasgos culturales como sociedad en el Estado argentino donde es necesario destruir ciertos mitos, esencialmente enclavados en lógicas de antiderechos, que durante mucho tiempo fueron construyendo una convicción social ampliamente generalizada”, analizó. Esa convicción errónea “consiste en considerar algunas de las provincias y, particularmente al Chaco y sus amplios territorios, como lugares facilitadores de entrega directa de guardas de hecho con fines posteriores de legitimar sustituciones de identidad o situaciones similares”.

El magistrado añadió: “en ese sentido el mensaje de la justicia es claro y único: la adopción es pública, gratuita, única y judicial. No hay margen de interpretación posible sobre el accionar judicial en el Chaco y, especialmente, en esos territorios”.

Respecto a sus actividades y estrategias, explicó que incorporaron la videoconferencia (como una herramienta de trabajo sumamente importante); las comunicaciones electrónicas y subsidios económicos, dadas las distancias que existen entre el tribunal, los espacios convivenciales alternativos y la residencia habitual del postulante.

“La adopción merece un discurso único y una articulación consolidada entre juezas y jueces, los representantes del MPF, el RCA. Sin esto es imposible que podamos consolidar el paradigma de protección también en la lógica del proceso adoptivo”, remarcó. Por eso indicó que “centrarnos en los derechos de accesibilidad de los niños, niñas y adolescentes implica un esfuerzo que siempre es común. Tener claro eso nos ha facilitado la tarea de determinar discursos únicos que representan profundas prácticas con enfoques de derechos”.

El tratamiento de casos complejos

Por su parte, la titular del RCA, Lilian Borelli, describió cómo es el procedimiento cuando surgen casos denominados “difíciles” en los que no surgen postulantes. En estas situaciones “pedimos colaboración al Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) para que intervenga y transmita ese pedido colaboración a los demás registros del país”.

En otros intervienen directamente ellos, por ejemplo,  “buscando dentro de nuestros inscriptos. Para ello leemos los legajos, tratamos de hallar coincidencias, llamamos a todos”. Esto se hace para ver si “aunque no tenga el mismo perfil del niño que buscamos, acceden a una vinculación”.

La funcionaria reconoció que con esta metodología obtuvieron respuestas positivas: “conseguimos postulantes para una bebé con discapacidad visual, un bebé con una insuficiencia neurológica y una adolescente madre de un recién nacido. En este caso había que tener mucho cuidado porque la persona que adoptaba tenía que entender que la opción era para la adolescente que el bebé iba a ser su nieto”.

Borelli afirmó que “es difícil” conseguir personas dispuestas a adoptar chicos de 11 o más años porque “tienen una forma de vida que normalmente no pueden dejar o no logran adaptarse y no consiguen entrar un grupo familiar. Más aún cuando el otro lado también es gente que no se adapta”.

La primera entrevista

Las personas interesadas en formar una familia por adopción atraviesan una primera entrevista que tiene como fin “humanizar este procedimiento”, resaltó la secretaria de la sala Civil Natalia Gutiérrez Mendoza. La misma es única y tiene lugar una vez que se recibe toda la documentación.

El contacto sirve para “despejar sus dudas, sobre todo porque vienen con muchas inquietudes” que la funcionara intenta despejar, junto con “una serie de ideas del imaginario social respecto de la adopción que no siempre son acordes a la realidad”.

También “aclaramos ciertos puntos que nos parecen esenciales, como: los tiempos que suele durar un proceso adopción, los tipos de adopción que nuestra ley civil prevé, las edades que con la que cuentan los niños niñas y adolescentes que esperan ser adoptados en los ECA (antes denominados hogares)”. A la vez que “les solicitamos o hacemos saber de la obligación que ellos tendrán en su momento de darle a conocer la identidad adoptiva o el origen de adopción que tendrá su hijo adoptivo”.

“Tratamos de hacer de desburocratizar el trámite y que ellos encuentren en nosotros aquellas respuestas las cuestiones que surgen siempre, sobre todo en el ámbito social”, indicó.

Trabajo articulado entre RCA y DNRUA

Una vez que se agotó la búsqueda de postulantes inscriptos dentro del Chaco se realiza un pedido de colaboración hacia otras provincias, mediante la DNRUA. “Lo que hacemos es, mediante las características de los niños niñas y adolescentes que están en situación de adoptabilidad, se procede a dar inicio a la búsqueda otras provincias”, detalló Lucio Pertile, integrante del RCA. “Asimismo, nosotros podemos recibir solicitudes de colaboración”, agregó.

Pertile explicó que en los casos en que la búsqueda de familia en la red federal da resultado negativo “realizamos una convocatoria pública”. Ella incluye una descripción de las características personales de los niños, niñas y adolescentes (preservando su intimidad) para hallar “personas interesadas en tener la guarda con fines adoptivos quienes pueden contactarse a través del correo electrónico y teléfonos que figuran en la convocatoria”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry