Un respiro para los bomberos de Córdoba: este viernes no se registraban focos activos, luego de dos jornadas de intenso combate de incendios forestales en los valles de Calamuchita y Paravachasca.

“Actualizamos la situación de incendios en la provincia. En el día de la fecha el riesgo ha bajado a ALTO en la zona de Potrero de Garay, San Clemente, Intiyaco y Atos Pampa. En este momento está lloviznando en el lugar”, publicó el Gobierno de Córdoba pasadas las 9.

Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo, apuntó: “Anoche a partir de las 22 ya no había focos activos. Se habían cortado los reinicios y habíamos empezado con la guardia de cenizas. A partir de las 4 h hubo un chaparrón importante de unos minutos y luego una llovizna que sigue persistente en la zona”.

“No quedan focos activos hoy”, reconoció el coordinador Regional de Bomberos Voluntarios, Lucas Reyes, y aseguró que se encontraban realizando guardias de cenizas.

Reyes aseguró que ya se logró en enfriamiento del perímetro. “Lo que estamos haciendo son recorridos permanentes para que el incendio no se reactive”, afirmó.

El jueves por la noche, el director de Defensa Civil provincial Diego Concha aseguró que no se habían registrado reinicio. “No tuvimos casi ningún reinicio hoy. No obstante, se va a seguir trabajando esta tarde noche y la madrugada de mañana y está previsto para mañana a las 7 un recambio de personal para poder empezar con las tareas de guardias de cenizas o liquidación del incendio”, indicó a través del Twitter del Gobierno de Córdoba.

Asimismo, desde la Provincia indicaron que los daños materiales provocados por el fuego “serán afrontados a través del Fondo Permanente para Atención de Situación de Desastres”, y los ambientales a través de remediaciones.


COMPARTIR