El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, se refirió esta semana al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo —impulsado desde el Poder Ejecutivo por Alberto Fernández y que finalmente será debatido en el Congreso antes de fin de año— y se manifestó respecto a la importancia de preservar la salud de las personas gestantes.

"El presidente anunció que enviará el proyecto de Ley para que el aborto se despenalice, sea legal y con igualdad de condiciones para todas las mujeres. De esta manera evitaremos muertes innecesarias que suceden por esta causa", afirmó el funcionario en sus redes sociales.

En ese marco, Ginés González García se refirió a la responsabilidad del Gobierno del que forma parte, al elevar una propuesta que fue tan polémica en el año 2018, cuando ingresó a ambas Cámaras, pero fue desestimada por el Senado. "Es un orgullo poder ser parte de un gobierno que no se desentiende de la realidad y aborda el tema como una cuestión de salud pública. Necesitamos transformar lo que sucede de forma clandestina en un derecho para todas las mujeres", remarcó.

El titular de la cartera sanitaria se mostró confiado en que de esta manera se disminuirán las muertes producto de la mala praxis subyacente de las intervenciones practicadas de manera clandestina. "La interrupción voluntaria del embarazo disminuirá la mortalidad y la morbilidad materna, y permitirá el acceso seguro para todas las mujeres sin distinción", concluyó.

Aborto y mil días El presidente Alberto Fernández confirmó este martes 17 de noviembre que enviará al Congreso dos proyectos de ley, que incluyen la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y el Plan de los 1.000 días. A través de un mensaje difundido a través de las redes sociales, el mandatario aseguró que de esa manera cumple con el compromiso asumido durante la campaña electoral y al momento de asumir la primera magistratura.

Tras el anuncio del Gobierno sobre el envío al Congreso del proyecto sobre interrupción voluntaria del embarazo, el Senado vuelve a ser el centro de todas las miradas porque sigue teniendo una leve mayoría en contra y diferencias dentro del propio oficialismo. En 2018 el proyecto de legalización del aborto logró ser aprobado por la Cámara de Diputados pero el Senado impidió el avance de la ley, con 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry